miércoles, 26 de diciembre de 2007

Comunicado de la PIC hacia el rechazo al memorial del campo de los almendros.

LA PLATAFORMA DE INICIATIVAS CIUDADANAS MANIFIESTA SU MÁS PROFUNDA REPULSA POR EL RECHAZO DEL PP AL MEMORIAL DEL CAMPO DE LOS ALMENDROS Y CONSIDERA QUE EL PP MUESTRA ASI SUS TENTENCIAS MÁS AUTORITARIAS

Ante el rechazo del Grupo Municipal del PP, en el último Pleno Municipal de Alicante, a la propuesta de la Comisión de la Memoria Histórica, presentada por el Grupo Municipal Socialista, la PIC considera que:

1.- Es vergonzoso e indigno de un partido que se supone democrático y que gobierna una ciudad como Alicante, la negativa a un proyecto que no sólo honra la dignidad de quienes en el pasado lucharon y sufrieron por la defensa de la libertad y la democracia, sino que, también, aportaría un valor cultural apreciable.

2.- El que ni siquiera debatieran la cuestión identifica plenamente la ignorancia, la insolencia y la marcada tendencia autoritaria del PP local. Quizá fuera mucho esperar que aprobaran la propuesta: ¿para qué, si nadie de su círculo se iba a enriquecer con esta iniciativa cívica?... Posiblemente si la propuesta hubiera consistido en un aparcamiento subterráneo ésta hubiera merecido más respeto. Ese es el único lenguaje que, al parecer, comprenden estos ediles, desbocados en su camino hacia el egoísmo y al respeto del pasado que solo se identifica con el franquismo.

3.- La PIC se muestra solidaria con la Comisión de la Memoria Histórica, que está dando una lección de trabajo y civismo, y se pone a su disposición para cualquier iniciativa futura.

4.- La PIC felicita las fiestas a los concejales y concejalas del PP, sugiriéndoles que aprovechen estos días para leer algún manual de Historia de España y de obras piadosas, vidas de mártires de la Guerra Civil y manuales de moral política, para que puedan renovar así su inquietantemente perdido sentido de la decencia y la dignidad.

Comunicado de la PIC hacia el rechazo al memorial del campo de los almendros.

LA PLATAFORMA DE INICIATIVAS CIUDADANAS MANIFIESTA SU MÁS PROFUNDA REPULSA POR EL RECHAZO DEL PP AL MEMORIAL DEL CAMPO DE LOS ALMENDROS Y CONSIDERA QUE EL PP MUESTRA ASI SUS TENTENCIAS MÁS AUTORITARIAS

Ante el rechazo del Grupo Municipal del PP, en el último Pleno Municipal de Alicante, a la propuesta de la Comisión de la Memoria Histórica, presentada por el Grupo Municipal Socialista, la PIC considera que:

1.- Es vergonzoso e indigno de un partido que se supone democrático y que gobierna una ciudad como Alicante, la negativa a un proyecto que no sólo honra la dignidad de quienes en el pasado lucharon y sufrieron por la defensa de la libertad y la democracia, sino que, también, aportaría un valor cultural apreciable.

2.- El que ni siquiera debatieran la cuestión identifica plenamente la ignorancia, la insolencia y la marcada tendencia autoritaria del PP local. Quizá fuera mucho esperar que aprobaran la propuesta: ¿para qué, si nadie de su círculo se iba a enriquecer con esta iniciativa cívica?... Posiblemente si la propuesta hubiera consistido en un aparcamiento subterráneo ésta hubiera merecido más respeto. Ese es el único lenguaje que, al parecer, comprenden estos ediles, desbocados en su camino hacia el egoísmo y al respeto del pasado que solo se identifica con el franquismo.

3.- La PIC se muestra solidaria con la Comisión de la Memoria Histórica, que está dando una lección de trabajo y civismo, y se pone a su disposición para cualquier iniciativa futura.

4.- La PIC felicita las fiestas a los concejales y concejalas del PP, sugiriéndoles que aprovechen estos días para leer algún manual de Historia de España y de obras piadosas, vidas de mártires de la Guerra Civil y manuales de moral política, para que puedan renovar así su inquietantemente perdido sentido de la decencia y la dignidad.

lunes, 17 de diciembre de 2007

martes, 11 de diciembre de 2007

DOCUMENTO SOBRE EL SOTERRAMIENTO

LA PLATAFORMA DE INICIATIVAS CIUDADANAS CONSIDERA QUE EL PROYECTO DEL SOTERRAMIENTO REFLEJA EL ABANDONO INVERSOR DE LAS TRES ADMINISTRACIONES SOBRE ALICANTE

DEFENDER QUE LAS OBRAS SE TIENEN QUE PAGAR A BASE DE CONSTRUIR TORRES ES UNAJUSTIFICACIÓN ANTE LA NEGATIVA DE LAS TRES ADMINISTRACIONES A INVERTIR RECURSOS EN ESTE PROYECTO

Las torres que se quieren levantar en la zona se situarían junto a algunos de los barrios con mayor densidad de población de la ciudad y con mayores carencias de equipamientos

La Plataforma de Iniciativas Ciudadanas (PIC) ha llevado a cabo un trabajo singular para analizar detenidamente el proyecto del soterramiento en el que se trabaja en la ciudad, así como la propuesta urbanística que se proyecta sobre los terrenos liberados junto a la estación de tren. Para ello, ha promovido un debate público con todos los agentes e instituciones implicados, ha analizado las propuestas que recientemente se han hecho de levantar edificios y torres, escuchando las diferentes posiciones. A la luz de todo ello, considera:

1- LA PIC SE FELICITA DE QUE TRAS MUCHOS AÑOS DE REIVINDICACIONES CIUDADANAS, FINALMENTE SE AVANCE EN EL SOTERRAMIENTO DE LAS VÍAS DEL TREN DE ENTRADA EN ALICANTE coincidiendo con las obras previstas para la llegada del AVE a la ciudad. Es una magnífica oportunidad para regenerar una zona históricamente deteriorada y abandonada, al tiempo que permite suturar una amplia franja de la ciudad rota por el paso de los trenes.

2- Este proyecto es, además SINGULAR, POR SU IMPORTANCIA SOCIAL, ECONÓMICA Y URBANÍSTICA PARA LA CIUDAD, SIENDO EL ÚNICO PROYECTO EN MARCHA EN EL QUE ESTÁN INTERVINIENDO AL MISMO TIEMPO LAS TRES ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, y por el papel determinante del movimiento ciudadano en el mismo. Si el Ayuntamiento, la Generalitat y el Ministerio de Fomento quieren lo mejor para Alicante, deben trabajar para culminar con éxito este proyecto en la medida en que permanecerá durante generaciones.

3- En la medida en que las obras del AVE en la provincia de Alicante avanzan a buen ritmo, estando fijada ya la fecha para su llegada a la ciudad, DEBE AGILIZARSE AL MÁXIMO LAS OBRAS DEL SOTERRAMIENTO Y LA CONSTRUCCIÓN DE LA NUEVA ESTACIÓN Y DEL INTERCAMBIADOR. La enorme repercusión que va a tener la llegada del AVE hasta Alicante servirá sin duda de revulsivo para una provincia que vive una preocupante situación de recesión socioeconómica e industrial, a la que se añade ahora la incipiente crisis en el sector inmobiliario. Es por ello este momento el que exige de la máxima responsabilidad por parte de las tres administraciones implicadas, ya que de lo contrario, serán responsables de impedir que la ciudad aproveche en su totalidad el conjunto de oportunidades que ofrece la renovación de la red de transportes por ferrocarril en Alicante.

4- Por ello, NOS PREOCUPA LA FALTA DE SINTONÍA QUE EXISTE EN ESTOS MOMENTOS ENTRE LAS TRES ADMINISTRACIONES PARA ACORDAR LA MEJOR SOLUCIÓN URBANÍSTICA SOBRE LA ZONA DEL SOTERRAMIENTO QUE SE LIBERARÁ, PARA LA CONSTRUCCIÓN DE LA NUEVA ESTACIÓN DE TREN E INTERCAMBIADOR Y LA ADECUADA PROTECCIÓN SOBRE LA ESTRUCTURA DE LA ANTIGUA ESTACIÓN. Las declaraciones del Alcalde de Alicante vertiendo graves acusaciones contra el Ministerio de Fomento y la sociedad AVANT parecen más guiadas por el oportunismo político, que por un ejercicio de responsabilidad para encontrar la solución más adecuada para la ciudad.

5- Consideramos que LA FILOSOFÍA APLICADA SOBRE LAS OBRAS CONSISTENTE EN QUE ÉSTAS TIENEN QUE AUTOFINANCIARSE A BASE DE VENDER TERRENOS PARA EDIFICAR VIVIENDAS, ES LA PRUEBA EVIDENTE DEL PROFUNDO ABANDONO EN QUE ESTÁ SUMIDA ALICANTE POR PARTE DE LAS TRES ADMINISTRACIONES PÚBLICAS. Alicante no parece merecer que ni el Ministerio de Fomento, ni la Generalitat y mucho menos el Ayuntamiento quieran poner un solo euro para estas obras tan fundamentales, sino que se guían por el principio de que todo ello tiene que salir gratis a base de vender terrenos para edificar. Cuando unos y otros se acusan de no invertir lo suficiente, estas obras son el mejor ejemplo de abandono, incuria y discriminación a la que Alicante históricamente viene siendo sometida, ya que otras inversiones mucho menos importantes, ya sean de regatas, parques de atracciones, complejos cinematográficos o auditorios han contado con una sustanciosa financiación de las arcas públicas, mientras que el proyecto histórico de soterramiento, reparación urbanística y nueva estación del AVE en Alicante no parece contar con el mismo aprecio.

6- A nuestro juicio, EL PROYECTO DE SOTERRAMIENTO QUE SE HA PRESENTADO A LA OPINIÓN PÚBLICA TRABAJA MUCHO MÁS EN LA CONSTRUCCIÓN DE NUEVAS VIVIENDAS Y EDIFICACIÓN DE TORRES PARA OBTENER DINERO CON EL QUE PODER PAGAR LAS OBRAS, QUE EN COMPRENDER LA DIMENSIÓN ESTRATÉGICA QUE LA LLEGADA DEL AVE TIENE PARA LA CIUDAD, APROVECHAR SUS MÚLTIPLES POTENCIALIDADES, SUTURAR Y REGENERAR URBANÍSTICA Y SOCIALMENTE UNA ZONA TAN DETERIORADA Y PERMITIR ASÍ QUE LA NUEVA ZONA RECUPERADA SE INSERTE ADECUADAMENTE EN LOS BARRIOS PRÓXIMOS. Nos parece lamentable que el debate se centre básicamente en saber si es bueno construir torres de 60 plantas, mientras que no se explica el papel que los nuevos terrenos van a desempeñar en la ciudad, el aprovechamiento del enorme potencial que tendrá la futura estación intermodal, la forma de insertar de forma respetuosa y en términos de continuidad toda la zona que se recuperará gracias al soterramiento fruto de la lucha vecinal, y las soluciones más adecuadas desde el punto de vista residencial y de equipamientos sobre la zona.

7- SE HA OLVIDADO, UNA VEZ MÁS, SOMETER LOS TERRENOS AFECTADOS A UN ADECUADO ESTUDIO DE RIESGOS, ALGUNOS DE LOS CUALES PUEDEN SER DETERMINANTES A LA HORA DE DECIDIR EL TIPO DE CONSTRUCCIONES MÁS ADECUADAS ASÍ COMO LAS CARACTERÍSTICAS DE LAS MISMAS Y DEL USO QUE SE PUEDE DAR A LA ZONA. En concreto, el sector objeto de actuación forma parte del lecho natural del barranco de San Agustín-San Blas, como demuestra la canalización practicada tras la riada de septiembre de 1997. No obstante, es preciso incluir un estudio de inundabilidad de este sector porque el flujo de aguas subválveas de dicho cauce y la propia entrada de aguas torrenciales en el tramo soterrado, con ocasión de lluvias intensas, causaría anegamiento de todo este sector. Por su parte, el levantamiento de torres de edificio tan elevadas como las que se proponen, debe incluir un estudio de adecuación al nivel de peligrosidad sísmica de la zona, que aparece establecido en la vigente normativa sismorresistente. En definitiva, se trata de cumplir lo establecido en el art. 15 de la Ley del Suelo (Ley 8/2007), en lo que respecta al análisis y cartografía de riesgo que debe acompañar cualquier actuación urbanística.

8- A la luz de todo ello, LA SOLUCIÓN PROPUESTA POR EL MINISTERIO DE FOMENTO A TRAVÉS DE AVANT DE CONSTRUIR VARIAS TORRES DE UNAS 60 PLANTAS DE ALTURA SOBRE LOS TERRENOS LIBERADOS POR EL SOTERRAMIENTO NOS PARECE INADECUADA, PERJUDICIAL PARA LOS BARRIOS COLINDANTES, GENERADORA DE FUTUROS PROBLEMAS SOBRE LA ZONA, Y EN DEFINITIVA, ALEJADA DE LA NATURALEZA URBANÍSTICA DE EN LA QUE SE INSERTA Y DE LAS CARACTERÍSTICAS SOCIALES DE ESTOS BARRIOS. Estas torres, que duplicarían en altura a “la colmena”, una de las construcciones con mayor densidad de Alicante, y que triplicarían los nuevos edificios levantados sobre el cercano PAU 1, se entienden más por la necesidad de justificar ingresos rápidos que por su adecuación entre los barrios de Ciudad de Asís y Florida, ampliamente poblados y con numerosas carencias dotacionales y de infraestructuras. A nuestro juicio, si los vecinos de estos barrios han sufrido de forma directa durante años (a veces incluso con atropellos mortales por el paso de las vías del tren) los efectos perjudiciales de las vías del tren, deben ser una prioridad a la hora de estudiar la mejor inserción urbana de esos barrios por medio de la construcción de equipamientos públicos, zonas verdes, vías de comunicación, y espacios de esparcimiento y encuentro que mejoren la calidad de vida tan necesitada de ello en aquella zona. También queremos insistir en considerar perjudicial para un crecimiento racional y adecuado en la ciudad la proliferación de torres cada vez más altas por ella, como si fueran elementos de una falsa modernidad que desvirtúan los criterios de racionalidad más elementales.

9- Por todo ello, CREEMOS QUE LA EDIFICACIÓN DE UNA MURALLA VERTICAL SOBRE EL SOTERRAMIENTO DEBE CAMBIARSE POR UNA SOLUCIÓN URBANÍSTICA DEL MENOR IMPACTO SOCIAL, A TRAVÉS DE UN MAYOR COMPROMISO ECONÓMICO DE LAS TRES INSTITUCIONES IMPLICADAS. Meter sobre esos terrenos unas 2.400 nuevas viviendas supone permitir que sobre una zona ampliamente poblada residan unas 7.000 personas más, lo que va a colocar a estos barrios en unas condiciones de saturación preocupantes desde todos los puntos de vista, bajo la excusa de la necesidad de financiar las obras.

10- Una vez más, LA PLATAFORMA DE INICIATIVAS CIUDADANAS LLAMA LA ATENCIÓN AL HECHO DE QUE UNA ACTUACIÓN CON EL IMPACTO ECONÓMICO Y URBANÍSTICO QUE TIENE ESTE PROYECTO SE HAGA AL MARGEN DEL PGOU, Y POR TANTO, SIN UNA CLARA ARTICULACIÓN SOBRE EL CONJUNTO DE LA CIUDAD DE ALICANTE, SOBRE SUS NECESIDADES DE MOVILIDAD, ECONÓMICAS, SOCIALES Y DE SERVICIOS. Una ciudad hecha a golpe de proyectos caprichosos, donde se levantan torres por doquier para obtener dinero, sin una visión de globalidad, no es la mejor herencia para su futuro inmediato, sino que parece un ejercicio de irresponsabilidad movido por las prisas. Cuando en Alicante se ha planteado tantas veces la posibilidad de “reducir” la altura del Gran Sol por su perturbador efecto sobre la ciudad, ¿tendremos que dedicarnos en un futuro a limar las torres que por doquier quiere construir este Ayuntamiento?

DOCUMENTO SOBRE EL SOTERRAMIENTO

LA PLATAFORMA DE INICIATIVAS CIUDADANAS CONSIDERA QUE EL PROYECTO DEL SOTERRAMIENTO REFLEJA EL ABANDONO INVERSOR DE LAS TRES ADMINISTRACIONES SOBRE ALICANTE

DEFENDER QUE LAS OBRAS SE TIENEN QUE PAGAR A BASE DE CONSTRUIR TORRES ES UNAJUSTIFICACIÓN ANTE LA NEGATIVA DE LAS TRES ADMINISTRACIONES A INVERTIR RECURSOS EN ESTE PROYECTO

Las torres que se quieren levantar en la zona se situarían junto a algunos de los barrios con mayor densidad de población de la ciudad y con mayores carencias de equipamientos

La Plataforma de Iniciativas Ciudadanas (PIC) ha llevado a cabo un trabajo singular para analizar detenidamente el proyecto del soterramiento en el que se trabaja en la ciudad, así como la propuesta urbanística que se proyecta sobre los terrenos liberados junto a la estación de tren. Para ello, ha promovido un debate público con todos los agentes e instituciones implicados, ha analizado las propuestas que recientemente se han hecho de levantar edificios y torres, escuchando las diferentes posiciones. A la luz de todo ello, considera:

1- LA PIC SE FELICITA DE QUE TRAS MUCHOS AÑOS DE REIVINDICACIONES CIUDADANAS, FINALMENTE SE AVANCE EN EL SOTERRAMIENTO DE LAS VÍAS DEL TREN DE ENTRADA EN ALICANTE coincidiendo con las obras previstas para la llegada del AVE a la ciudad. Es una magnífica oportunidad para regenerar una zona históricamente deteriorada y abandonada, al tiempo que permite suturar una amplia franja de la ciudad rota por el paso de los trenes.

2- Este proyecto es, además SINGULAR, POR SU IMPORTANCIA SOCIAL, ECONÓMICA Y URBANÍSTICA PARA LA CIUDAD, SIENDO EL ÚNICO PROYECTO EN MARCHA EN EL QUE ESTÁN INTERVINIENDO AL MISMO TIEMPO LAS TRES ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, y por el papel determinante del movimiento ciudadano en el mismo. Si el Ayuntamiento, la Generalitat y el Ministerio de Fomento quieren lo mejor para Alicante, deben trabajar para culminar con éxito este proyecto en la medida en que permanecerá durante generaciones.

3- En la medida en que las obras del AVE en la provincia de Alicante avanzan a buen ritmo, estando fijada ya la fecha para su llegada a la ciudad, DEBE AGILIZARSE AL MÁXIMO LAS OBRAS DEL SOTERRAMIENTO Y LA CONSTRUCCIÓN DE LA NUEVA ESTACIÓN Y DEL INTERCAMBIADOR. La enorme repercusión que va a tener la llegada del AVE hasta Alicante servirá sin duda de revulsivo para una provincia que vive una preocupante situación de recesión socioeconómica e industrial, a la que se añade ahora la incipiente crisis en el sector inmobiliario. Es por ello este momento el que exige de la máxima responsabilidad por parte de las tres administraciones implicadas, ya que de lo contrario, serán responsables de impedir que la ciudad aproveche en su totalidad el conjunto de oportunidades que ofrece la renovación de la red de transportes por ferrocarril en Alicante.

4- Por ello, NOS PREOCUPA LA FALTA DE SINTONÍA QUE EXISTE EN ESTOS MOMENTOS ENTRE LAS TRES ADMINISTRACIONES PARA ACORDAR LA MEJOR SOLUCIÓN URBANÍSTICA SOBRE LA ZONA DEL SOTERRAMIENTO QUE SE LIBERARÁ, PARA LA CONSTRUCCIÓN DE LA NUEVA ESTACIÓN DE TREN E INTERCAMBIADOR Y LA ADECUADA PROTECCIÓN SOBRE LA ESTRUCTURA DE LA ANTIGUA ESTACIÓN. Las declaraciones del Alcalde de Alicante vertiendo graves acusaciones contra el Ministerio de Fomento y la sociedad AVANT parecen más guiadas por el oportunismo político, que por un ejercicio de responsabilidad para encontrar la solución más adecuada para la ciudad.

5- Consideramos que LA FILOSOFÍA APLICADA SOBRE LAS OBRAS CONSISTENTE EN QUE ÉSTAS TIENEN QUE AUTOFINANCIARSE A BASE DE VENDER TERRENOS PARA EDIFICAR VIVIENDAS, ES LA PRUEBA EVIDENTE DEL PROFUNDO ABANDONO EN QUE ESTÁ SUMIDA ALICANTE POR PARTE DE LAS TRES ADMINISTRACIONES PÚBLICAS. Alicante no parece merecer que ni el Ministerio de Fomento, ni la Generalitat y mucho menos el Ayuntamiento quieran poner un solo euro para estas obras tan fundamentales, sino que se guían por el principio de que todo ello tiene que salir gratis a base de vender terrenos para edificar. Cuando unos y otros se acusan de no invertir lo suficiente, estas obras son el mejor ejemplo de abandono, incuria y discriminación a la que Alicante históricamente viene siendo sometida, ya que otras inversiones mucho menos importantes, ya sean de regatas, parques de atracciones, complejos cinematográficos o auditorios han contado con una sustanciosa financiación de las arcas públicas, mientras que el proyecto histórico de soterramiento, reparación urbanística y nueva estación del AVE en Alicante no parece contar con el mismo aprecio.

6- A nuestro juicio, EL PROYECTO DE SOTERRAMIENTO QUE SE HA PRESENTADO A LA OPINIÓN PÚBLICA TRABAJA MUCHO MÁS EN LA CONSTRUCCIÓN DE NUEVAS VIVIENDAS Y EDIFICACIÓN DE TORRES PARA OBTENER DINERO CON EL QUE PODER PAGAR LAS OBRAS, QUE EN COMPRENDER LA DIMENSIÓN ESTRATÉGICA QUE LA LLEGADA DEL AVE TIENE PARA LA CIUDAD, APROVECHAR SUS MÚLTIPLES POTENCIALIDADES, SUTURAR Y REGENERAR URBANÍSTICA Y SOCIALMENTE UNA ZONA TAN DETERIORADA Y PERMITIR ASÍ QUE LA NUEVA ZONA RECUPERADA SE INSERTE ADECUADAMENTE EN LOS BARRIOS PRÓXIMOS. Nos parece lamentable que el debate se centre básicamente en saber si es bueno construir torres de 60 plantas, mientras que no se explica el papel que los nuevos terrenos van a desempeñar en la ciudad, el aprovechamiento del enorme potencial que tendrá la futura estación intermodal, la forma de insertar de forma respetuosa y en términos de continuidad toda la zona que se recuperará gracias al soterramiento fruto de la lucha vecinal, y las soluciones más adecuadas desde el punto de vista residencial y de equipamientos sobre la zona.

7- SE HA OLVIDADO, UNA VEZ MÁS, SOMETER LOS TERRENOS AFECTADOS A UN ADECUADO ESTUDIO DE RIESGOS, ALGUNOS DE LOS CUALES PUEDEN SER DETERMINANTES A LA HORA DE DECIDIR EL TIPO DE CONSTRUCCIONES MÁS ADECUADAS ASÍ COMO LAS CARACTERÍSTICAS DE LAS MISMAS Y DEL USO QUE SE PUEDE DAR A LA ZONA. En concreto, el sector objeto de actuación forma parte del lecho natural del barranco de San Agustín-San Blas, como demuestra la canalización practicada tras la riada de septiembre de 1997. No obstante, es preciso incluir un estudio de inundabilidad de este sector porque el flujo de aguas subválveas de dicho cauce y la propia entrada de aguas torrenciales en el tramo soterrado, con ocasión de lluvias intensas, causaría anegamiento de todo este sector. Por su parte, el levantamiento de torres de edificio tan elevadas como las que se proponen, debe incluir un estudio de adecuación al nivel de peligrosidad sísmica de la zona, que aparece establecido en la vigente normativa sismorresistente. En definitiva, se trata de cumplir lo establecido en el art. 15 de la Ley del Suelo (Ley 8/2007), en lo que respecta al análisis y cartografía de riesgo que debe acompañar cualquier actuación urbanística.


8- A la luz de todo ello, LA SOLUCIÓN PROPUESTA POR EL MINISTERIO DE FOMENTO A TRAVÉS DE AVANT DE CONSTRUIR VARIAS TORRES DE UNAS 60 PLANTAS DE ALTURA SOBRE LOS TERRENOS LIBERADOS POR EL SOTERRAMIENTO NOS PARECE INADECUADA, PERJUDICIAL PARA LOS BARRIOS COLINDANTES, GENERADORA DE FUTUROS PROBLEMAS SOBRE LA ZONA, Y EN DEFINITIVA, ALEJADA DE LA NATURALEZA URBANÍSTICA DE EN LA QUE SE INSERTA Y DE LAS CARACTERÍSTICAS SOCIALES DE ESTOS BARRIOS. Estas torres, que duplicarían en altura a “la colmena”, una de las construcciones con mayor densidad de Alicante, y que triplicarían los nuevos edificios levantados sobre el cercano PAU 1, se entienden más por la necesidad de justificar ingresos rápidos que por su adecuación entre los barrios de Ciudad de Asís y Florida, ampliamente poblados y con numerosas carencias dotacionales y de infraestructuras. A nuestro juicio, si los vecinos de estos barrios han sufrido de forma directa durante años (a veces incluso con atropellos mortales por el paso de las vías del tren) los efectos perjudiciales de las vías del tren, deben ser una prioridad a la hora de estudiar la mejor inserción urbana de esos barrios por medio de la construcción de equipamientos públicos, zonas verdes, vías de comunicación, y espacios de esparcimiento y encuentro que mejoren la calidad de vida tan necesitada de ello en aquella zona. También queremos insistir en considerar perjudicial para un crecimiento racional y adecuado en la ciudad la proliferación de torres cada vez más altas por ella, como si fueran elementos de una falsa modernidad que desvirtúan los criterios de racionalidad más elementales.

9- Por todo ello, CREEMOS QUE LA EDIFICACIÓN DE UNA MURALLA VERTICAL SOBRE EL SOTERRAMIENTO DEBE CAMBIARSE POR UNA SOLUCIÓN URBANÍSTICA DEL MENOR IMPACTO SOCIAL, A TRAVÉS DE UN MAYOR COMPROMISO ECONÓMICO DE LAS TRES INSTITUCIONES IMPLICADAS. Meter sobre esos terrenos unas 2.400 nuevas viviendas supone permitir que sobre una zona ampliamente poblada residan unas 7.000 personas más, lo que va a colocar a estos barrios en unas condiciones de saturación preocupantes desde todos los puntos de vista, bajo la excusa de la necesidad de financiar las obras.


10- Una vez más, LA PLATAFORMA DE INICIATIVAS CIUDADANAS LLAMA LA ATENCIÓN AL HECHO DE QUE UNA ACTUACIÓN CON EL IMPACTO ECONÓMICO Y URBANÍSTICO QUE TIENE ESTE PROYECTO SE HAGA AL MARGEN DEL PGOU, Y POR TANTO, SIN UNA CLARA ARTICULACIÓN SOBRE EL CONJUNTO DE LA CIUDAD DE ALICANTE, SOBRE SUS NECESIDADES DE MOVILIDAD, ECONÓMICAS, SOCIALES Y DE SERVICIOS. Una ciudad hecha a golpe de proyectos caprichosos, donde se levantan torres por doquier para obtener dinero, sin una visión de globalidad, no es la mejor herencia para su futuro inmediato, sino que parece un ejercicio de irresponsabilidad movido por las prisas. Cuando en Alicante se ha planteado tantas veces la posibilidad de “reducir” la altura del Gran Sol por su perturbador efecto sobre la ciudad, ¿tendremos que dedicarnos en un futuro a limar las torres que por doquier quiere construir este Ayuntamiento?

lunes, 3 de diciembre de 2007

PROPUESTAS DE LA PIC PARA UN NUEVO DIÁLOGO ENTRE EL PUERTO Y LA CIUDAD

Las relaciones entre la ciudad de Alicante y su puerto siempre han sido agitadas, como por otra parte sucede en casi todas las ciudades portuarias. Históricamente el puerto ha hecho a la ciudad y esta, a su vez, ha impulsado a su puerto. Pero esta relación no siempre ha sido pacífica, pues, no han sido pocas las colisiones, unas veces motivadas por el choque de intereses entre ambos, y otras, por las contradicciones emanadas de unos órganos de gobierno que son diferentes en su constitución, competencias y objetivos. Hoy, el puerto de Alicante es sujeto también de importantes conflictos entre sus órganos de gobierno y diversos colectivos ciudadanos, lo que exige un pacto de amplio calado para la resolución de los mismos que tenga como resultado un desarrollo portuario equilibrado y socialmente apoyado.
Es verdad que el puerto no es sólo de la ciudad de Alicante. Es una infraestructura económicamente muy importante para la ciudad de Alicante, pero también para la provincia, para la Comunidad Valenciana y para un amplio “hinterland” que se extiende a una parte de España y de la cuenca mediterránea. El volumen de su movimiento comercial, en el que las importaciones y exportaciones de su zona de influencia juegan un papel básico; la actividad de los tráficos humanos vinculados al turismo y a las conexiones con el norte de África; la actividad industrial que se desarrolla en la zona portuaria; y las instalaciones colaterales de servicios, principalmente ligados al turismo y al ocio, le dan al puerto una relevancia económica de primera magnitud. Su participación en el PIB de la ciudad y de la provincia es muy significativa y su aportación al empleo en puestos de trabajo directos e indirectos, alcanza a varios miles de trabajadores.
Sin embargo, el puerto de Alicante ha tenido desde sus orígenes, y sigue teniendo hoy, un fortísimo componente urbano. Es una pieza indispensable de la trama urbana, de su historia, de sus señas de identidad y de sus simbologías, lo que explica las frecuentes colisiones entre el desarrollo estrictamente portuario y el desarrollo urbano que definen unas habituales relaciones de amor-odio entre la ciudad y su puerto. Esta conflictiva relación se ha agravado en las tres últimas décadas. El fuerte crecimiento urbano de la ciudad y su cambio funcional, han coincidido con una fuerte expansión de la actividad y de las instalaciones portuarias y con importantes cambios en su estructura funcional.
Ambos crecimientos, el urbano y el portuario, han incrementado el choque de intereses entre ambas estructuras, lo que se ha traducido en un aumento de la conflictividad ciudadano-portuaria. La ciudad no puede, ni debe, prescindir de su puerto, no puede, ni debe, reducirlo a un puerto deportivo y turístico, no puede, ni debe, convertirlo en un parque temático de arqueología industrial o naútica. Debe mantenerlo como un puerto complejo y multifuncional que da servicio a una región económica y a una ciudad que son también multifuncionales.
Ahora bien, tampoco el puerto puede, ni debe, desarrollarse olvidando el carácter básicamente urbano que tiene, no puede, ni debe, prescindir de los intereses y deseos de los ciudadanos que viven en su entorno inmediato, no pude, ni debe, convertirse en un cuerpo totalmente ajeno e, incluso, hostil, a la ciudad en la que se ubica, no puede, ni debe, crecer con criterios desarrollistas, claramente insostenibles desde el punto de vista medioambiental o social. Debe aceptar un crecimiento territorial y funcionalmente limitado y social y políticamente controlado por la ciudad y sus ciudadanos.Por tanto, el conflicto entre el puerto y la ciudad de Alicante debe ser sujeto de un pacto social y político que haga compatibles el desarrollo de las actividades portuarias y un desarrollo urbanístico, económico, ecológico y saludable de calidad.Para contribuir a este pacto, proponemos:
1 El puerto debe mantener la diversidad funcional que le caracteriza: comercial, industrial o turística, con tráficos de mercancías y personas y atendiendo las necesidades de la región económica a la que sirve y buscando nuevas inversiones y abriéndose a nuevas actividades. Sin embargo, esos usos deben ser limitados y regulados en función de la conveniencia urbana y social.El puerto de Alicante no puede tapar las carencias de suelo industrial en su entorno más inmediato. No puede convertirse en un nuevo polígono industrial, sustituyendo a los que deberían proyectarse en otros lugares del municipio o de la comarca.Tampoco convertirse en objetivo para la deslocalización de actividades portuarias e industriales no deseadas por el puerto de Valencia, una vez que éste se ha decidido por la sustitución de algunos de sus usos de menor valor añadido o mayor coste medioambiental, debido a las necesidades del compromiso de la ciudad de Valencia con las regatas de la Copa América o con las carreras automovilísticas de Fórmula Uno.Por ello, nos oponemos a la instalación de la planta de biodiesel o a la de gigantescos silos de cemento, cuyo impacto urbanístico, visual o de salud pública, generan unas externalidades negativas extraordinariamente altas.
2 Apoyamos la ubicación de la Casa Mediterráneo en la antigua estación de Murcia, lo que requiere la adecuación del edificio y su entorno a un uso que debe ser compatible con unas racionales actividades portuarias, espacialmente muy próximas. La puesta en marcha y desarrollo de este proyecto exige la colaboración de todas las administraciones implicadas que, casualmente, también lo están en los órganos de gestión del puerto. Sería deseable que el Gobierno contara con el apoyo de la Generalitat Valenciana y del Ayuntamiento, y que, para ello, concretara el proyecto, plazos de ejecución, etc.
3 Consideramos necesario profundizar en un debate más amplio sobre opciones de futuro para la articulación del Puerto con el centro urbano, para una revitalización de sus funciones simbólicas y una diversificación de su uso. En concreto habría que estudiar alternativas para la recuperación para un uso público de la lámina de agua, que no quede limitado a las embarcaciones de esparcimiento.
4 Creemos que cualquier actuación del Puerto debe tener siempre en cuenta su repercusión en el conjunto de la franja litoral, en la flora y fauna marina e integrarse armónicamente con el paisaje, usos complementarios, etc.
5 La peculiar composición de los órganos de gobierno de puerto, con participación, entre otros, del Gobierno central, de la Generalitat Valenciana y del Ayuntamiento de la ciudad, crea una extraordinaria confusión en la delimitación de las responsabilidades sobre las decisiones que se toman en el puerto. Frecuentemente no se sabe bien cuál es el papel del Ministerio de Fomento, de la Generalitat y del Ayuntamiento de Alicante en cada decisión, ni a quién corresponde el último nivel de esa decisión. Convendría aclarar este asunto para trasladar las propuestas a quien corresponda y pedir explicaciones y responsabilidades también a quien corresponda.
6Instamos a todos los protagonistas sociales implicados a dar los pasos necesarios para alcanzar los acuerdos básicos indispensables para un armónico desarrollo del puerto y de la ciudad. Septiembre, 2007.

domingo, 25 de noviembre de 2007

Rico Perez

La venta del estadio Rico Pérez no es un asunto deportivo

Ramiro Muñoz Haedo
Catedrático de Historia

Vaya por delante que soy un veterano futbolero cocinado a lo largo de muchos años de practicar fútbol en mi juventud y, luego, como espectador en bien diversos estadios y ante las pantallas de la televisión. Por tanto nadie puede acusarme de animadversión contra una afición a la que tantas horas he dedicado a lo largo de mi vida. Sin embargo, también soy ciudadano, muy celoso defensor de mis derechos y de mis deberes como tal. Y cuando ambas facetas, la futbolera y la ciudadana entran en colisión, no dudo sobre el orden de prioridades. Así, las líneas que siguen responden a mi opinión sobre el asunto sobre el que me pronuncio.
Resulta evidente que el fútbol ha experimentado en las últimas décadas transformaciones enormes en su estructura y organización. Si comenzó siendo un entretenimiento popular, pronto pasó a convertirse en un deporte, primero amateur y luego profesional, para más tarde derivar hacia un espectáculo de masas y desembocar, durante los últimos años, en un negocio, regido por las normas empresariales de cualquier otra actividad mercantil. Me refiero, claro está, al fútbol de elite.
Es verdad, sin embargo, que conserva alguna de sus características originarias, sobre todo en el imaginario de los aficionados y mantiene, también, alguna de sus funciones de representación simbólica de la ciudad en la que el club de fútbol reside. Es esta vertiente simbólica y representativa la que sigue siendo resaltada por los medios de comunicación, utilizada por los dirigentes de los clubes y por los organismos políticos y sociales y la que continua alimentando las ensoñaciones de los que somos aficionados y ya no digamos de los “forofos”. Pero, ello no debe equivocarnos y hacernos comulgar con ruedas de molino.
Desde hace una década casi todos los clubes de fútbol se han convertido en sociedades anónimas deportivas (SAD), salvo algunas contadas excepciones como el Barça, el Real Madrid o el Atletic de Bilbao, cuyo carácter de “más que un club”, les dota de unas características excepcionales que justifican su actual estructura societaria, aunque no sé durante cuánto tiempo.
Este proceso de conversión de los clubes de fútbol en SAD ha sustraído el poder interno a los antiguos socios, convertidos ahora en meros clientes, y lo ha trasladado a los accionistas y gestores, los nuevos dueños, al igual que sucede en cualquier otra estructura empresarial.
Siguiendo estas pautas, el Hércules, el principal club de fútbol de nuestra ciudad, se convirtió hace unos años en SAD, con motivo de la grave crisis económica, deportiva y social, que lo tuvo al borde de la desaparición en los años noventa. Aunque eso no haya sido suficiente para recuperar las viejas glorias deportivas herculanas y, por el contrario, haya facilitado el crecimiento de un competidor “de barrio”, el Alicante C.F, que intenta disputarle el corazón de muchos aficionados alicantinos y, cuando menos, compartir con el Hércules el papel simbólico representativo de la ciudad. Por cierto, también el Alicante seguirá en fechas próximas, el proceloso camino de conversión en SAD.
En ese contexto de crisis económica y deportiva del Hércules, en 1994 se materializó la compra del estadio Rico Pérez por el Ayuntamiento de Alicante, entonces encabezado por el alcalde Ángel Luna, con el objetivo de salvar al Hércules C.F. de una inminente desaparición, lo que consiguió entonces, aunque no pudo evitar la derrota electoral del propio alcalde dos años después. Tal vez, ese resultado electoral fue premonitorio de que alcalde que toca el Rico Pérez, pierde las siguientes elecciones.
El coste económico de aquella operación de salvamento del Hércules le costó a las arcas públicas municipales unos mil millones de pesetas de entonces que, convenientemente actualizadas, equivaldrían a unos ocho millones de euros de 2006.
Posteriormente, los avatares del Hércules C.F, y ya con el Partido Popular en el gobierno municipal, condujeron a su conversión en SAD, lo que permitió a Enrique Ortiz entrar con abrumadora mayoría accionarial en la nueva sociedad mercantil de la mano del alcalde Díaz Alperi. Dicha entrada fue vendida a la opinión pública como una colaboración ciudadana digna de elogio por el coste económico que suponía para el bolsillo del “filántropo” Ortiz. Sin embargo, hoy sería digno de una tesis doctoral el análisis de los retornos o externalidades positivas que han recibido las empresas de Enrique Ortiz durante estos últimos años por parte del Ayuntamiento, como pago de ese “compromiso ciudadano”.
Pero, parece que no ha sido suficiente y que ahora se trata de agradecérselo a lo grande, mediante la venta del estadio municipal Rico Pérez a la mercantil Hércules SAD, cuya propiedad accionarial corresponde en un 70% a Enrique Ortiz, en un 20% a Valentín Botella, mientras el 10% restante está repartido entre pequeños accionistas.
El pasado 27 de noviembre el alcalde Alperi anuncia públicamente la venta por el Ayuntamiento del estadio y las condiciones de la misma que, al parecer, adoptará la forma de concurso por un precio de 11,5 millones de euros. Dicha venta sólo afectaría al estadio de fútbol (unos 26.000 metros cuadrados) y no incluiría los terrenos aledaños (unos 18.000 metros cuadrados), cuya propiedad se creía municipal y ahora parece que no está tan claro, o mejor dicho, parece claro que no es municipal. En cualquier caso toda la zona esta urbanísticamente calificada como zona deportiva, por lo que su uso sólo puede tener esa finalidad.
Pero, las condiciones del concurso que ha hecho públicas el Alcalde, además de entrañar serias dudas legales, son lesivas para las arcas municipales, suponen un notable impacto urbanístico sobre toda la ciudad, pero especialmente, sobre la zona de San Blas, y pueden ocultar un “pelotazo” urbanístico monumental a medio plazo.
Con la venta en esas condiciones el Ayuntamiento hace, a mi juicio, un negocio nefasto. Si de los 11,5 millones de euros hay que detraer los seis millones que el Hércules SAD debe destinar a la remodelación del Rico Pérez y que se supone que realizarían las empresas de Ortiz y de Botella, más los tres millones comprometidos por el Alcalde para la remodelación del estadio de Villafranqueza, y que en este caso se supone que realizaría la constructora San Ana, quedan como ingreso neto municipal dos millones y medio. Si la venta en 1994 equivalió a 8 millones de euros, el resultado comportaría el cese inmediato de cualquier gestor de una empresa privada. Aquí, ese negativo resultado se justificará por el interés público no se sabe si del Hércules, del Alicante, de Ortiz, de Santa Ana o de Díaz Alperi o de todos juntos y en compaña.
Un aspecto complementario de esta venta lo proporciona el compromiso del Alcalde para recalificar el solar contiguo al estadio, denominado “pequeño Maracaná”, para que el Hércules SAD pueda construir un centro comercial, con el impacto urbano que supondría para la zona, el impacto sobre el tráfico de todos los barrios adyacentes y el impacto para todo el pequeño comercio de los barrios de San Blas, los Ángeles y Carolinas. He oído y leído con estupefacción la comparación del proyecto con la esquina del Bernabéu en la calle Concha Espina, lo que me parece propio del sentido de estúpida grandeur que afecta a algunos sectores del alicantinismo y del herculanismo mediáticos, de los que dios nos libre. Pero, como el éxito de este proyecto no está claro, los proyectistas tienen una bala en la recámara.
En efecto, hace poco más de un año, el Hércules SAD adquirió unos terrenos en Fontcalent, donde ha construido varios campos de entrenamiento y para los que hace unos días el Ayuntamiento le ha dado una autorización temporal para su uso, mientras tramita toda la documentación que conduzca a su legalización definitiva. No es difícil pensar que esa es la carta de Ortiz y sus compadres para el futuro más o menos inmediato. La posible recalificación urbanística de toda la zona del estadio Rico Pérez y sus terrenos aledaños y el traslado del estadio a Fontcalent, permitiría la construcción de cientos de viviendas y, por tanto, el extraordinario incremento del patrimonio del Hércules SAD, es decir, de sus accionistas. Sería el éxito total en el juego del Monopoly que tienen entablado algunos personajes contra esta ciudad y sus habitantes.
Soy consciente que estas opiniones, compartidas por muchos alicantinos, desatan las pasiones de algunos sectores políticos, sociales y mediáticos. Uno de ellos será, sin duda, el herculanismo militante que saldrá a la palestra hablando de amor, cuando el Alcalde, los dirigentes del Hércules SAD y yo mismo, estamos hablando de sexo. Pero, nadie nos debe vender la burra de que todas las barbaridades enunciadas hasta aquí son imprescindibles para que dispongamos del “millor estadi del món”, para que el Hércules ascienda a Primera y una vez allí, gane la Liga y la Copa de Europa. Los grupos políticos municipales, las organizaciones sociales y la ciudadanía en general, no debieran permanecer impasibles ante una nueva estocada a la ciudad por parte de quienes pretenden, una vez más, convertirla en patrimonio privado. Además, me parece escandaloso que dicho proyecto de venta del estadio Rico Pérez y sus implicaciones, sea realizado por un gobierno municipal prácticamente en funciones, a cinco meses de las elecciones. Las prisas denotan sospechosos ocultamientos o nervios por un incierto futuro. No debemos permanecer callados ante tal cúmulo de desmanes. Por lo menos mi intención es contribuir a un debate ciudadano que me parece irrenunciable.

domingo, 18 de noviembre de 2007

ASAMBLEA GENERAL DE LA PIC

El próximo Miercoles 26 de septiembre, a las 19,30 h., en la Sede Universitaria (Ramón y Cajal) celebraremos la Asamblea General de la PIC de inicio del Curso que comienza.

Para ello, sometemos a debate el documento que os adjuntamos, así como otro más que hemos elaborado sobre la situación del Puerto y la ciudad, de cara a una estrategia de la PIC.
El Orden del día para debatir será el siguiente:

1. Análisis, debate y en su caso, aprobación, del documento de estrategia y organización para el Curso 2007-2008 que se acompaña.
2. Análisis y debate sobre el documento de "Propuesta de la PIC para un diálogo entre el puerto y la ciudad" y acciones a desarrollar
3. Propuestas y demás.
.-Dado que es la reunión de inicio del Curso, nos atrevemos a pedirte que hagas el esfuerzo de acudir.
.-Para la fluidez del debate y el aporte de opiniones, te rogamos leas los documentos que se adjuntaron.
Gracias


La Comisión Técnica de la PIC

viernes, 26 de octubre de 2007

Rico Perez

Documento para debate en la PIC sobre la remodelación del estadio Rico Pérez. 30-10-07.

La presentación de los tres proyectos de remodelación del estadio Rico Pérez, constituye un eslabón más de la previsible cadena de hechos que responden a un proyecto deportivo-empresarial y político que trata de fundir los intereses del Hércules SAD, los de la ciudad y los de algunos de sus sectores políticos y sociales.
Las sociedades anónimas deportivas del fútbol español tienen hoy un problema básico: los ingresos obtenidos por la actividad típica que desarrollan están muy por debajo de los gastos que la misma genera.
Para equilibrar el balance, además de las plusvalías intangibles que obtienen sus directivos (imagen, influencia,etc.), hace falta incrementar los ingresos societarios mediante ingresos atípicos: por retrasmisiones televisivas, por el porcentaje en las quinielas, por la venta de camisetas o de toda clase de quincallería simbólica, etc.
Sin embargo, estos tampoco suelen ser suficientes, sobre todo, para los clubes cuyo tirón social y deportivo es mediocre o muy localizado territorialmente.
Ante esta carencia, algunos han optado en invertir también en potentes instalaciones deportivas secundarias (ciudades deportivas y escuelas de fútbol) que les proporcionen un número de jugadores por encima del que necesitan para sus equipos profesionales, de tal modo, que se convierten en vendedores de futbolistas, de cuya venta obtienen los ingresos para cuadrar el balance.
Por el contrario, hay otras sociedades que obteniendo insuficientes ingresos por los capítulos anteriores o siendo los gastos muy elevados, o habiendo realizado inversiones fallidas (por ejemplo en jugadores no rentables o que se lesionan) tienen que recurrir a otras fórmulas. En las últimas décadas, aprovechando la expansión del sector inmobiliario y, desde luego, utilizando el carácter simbólico y representativo de los clubes de fútbol y su innegable apoyo social, han recurrido a la exigencia de los poderes públicos de todo tipo de apoyos y ayudas directas (subvenciones, patrocinios, etc.) o indirectas (exenciones fiscales, aplazamiento o condonación de deudas, recalificaciones, permutas de terrenos, etc.) que les permitan a aquellos aumentar sus ingresos y evitar la quiebra. Es así como entran en contacto los dirigentes del fútbol y los dirigentes políticos.
Una de las fórmulas indirectas de colaboración a las que me refiero es, sin duda, la optimización de los patrimonios urbanos de las sociedades deportivas, mediante recalificaciones y/o cambios de uso de las instalaciones por parte de los ayuntamientos y comunidades autónomas. Aunque no hay que olvidar que la administración central pone su grano de arena en este tinglado, pues, si el Gobierno exigiese el pago de las deudas a Hacienda y la Seguridad Social, a día de hoy, casi todos los equipos de la primera y segunda división españolas, quebrarían y desaparecerían. Naturalmente no hay Gobierno de cualquier color que vaya a hacer eso.
Pido perdón por esta prolija introducción económica, pero me ha parecido necesaria para entender lo que, en mi opinión, ha sucedido, sucede y sucederá con el Hércules. No es nada original y reproduce lo que ha sucedido, sucede y sucederá en otras ciudades, aunque, naturalmente, no en todas. Pero, aquí, ese modelo se comenzó a implantar desde la alcaldía de Ángel Luna y se ha desarrollado plenamente con el dúo Enrique Ortiz- Díaz Alperi.

Veamos, pues, el caso del Hércules SAD y del Hércules C.F.
Para aplicar el modelo enunciado más arriba, al Hércules le hacía falta disponer de un patrimonio urbano que no tenía. Se lo dio la compra del estadio al Ayuntamiento y se incrementará con la previsible (si alguien no lo remedia) recalificación de las instalaciones deportivas de Fontcalent.
El paso siguiente es remodelar el estadio para financiar la inversión destinada a su adquisición y optimizar los recursos disponibles, aumentando los ingresos en todos los capítulos del presupuesto.
Como los ingresos por la venta de entradas no pueden incrementarse mucho, sobre todo, mientras el equipo esté en la segunda división, se deben promocionar, por ejemplo, los palcos privados que servirán para involucrar a empresas e instituciones en la financiación del Hércules.
Como eso no es suficiente, deben obtenerse ingresos de otras procedencias: venta o alquiler de locales para uso comercial u hotelero. Esto es lo que generaría cuantiosos recursos y permitiría a la sociedad mercantil obtener importantes beneficios. Mi impresión es que, entre los tres presentados, el Hércules optará por aquel proyecto que le proporcione más espacio para estos usos sin importarle mucho el impacto paisajístico y urbanístico que tal obra suponga y tratarán de venderlo como si fuese el mejor para la ciudad.
Algunos aficionados al fútbol o algunos medios de comunicación razonan de la siguiente manera: Cuantos más ingresos tenga el Hércules, mayor capacidad de gasto tendrá y mayores posibilidades de comprar jugadores que nos lleven a la primera división y a la Champions Ligue. Irresistible espiral para cualquier dirigente político, dirigente empresarial, medio de comunicación local o alicantino de pro. Si por ello hay que pagar un precio en términos de ciudad, de calidad de vida o cualquier otra bagatela, se paga lo que haya que pagar porque el fin justifica los medios y, además, en este caso, el Rico Pérez se convertiría en un estadio donde se podrían jugar partidos de la Copa de la UEFA, mientras la zona donde se ubica tendría un perfil económico como la esquina del Santiago Bernabéu y un perfil vertical como Manhattan. ¡El colmo de la modernidad y del poderío alicantino¡
Es verdad que este proyecto se vería seriamente perturbado si el Alicante C.F. (en breves fechas también convertido en SAD), ascendiera a la misma división del Hércules, pues, la ciudad no da para dos proyectos de este tipo, teniendo en cuenta que la provincia no aporta efectivos económicos y masa social suficientes al disponer de otros clubes de fútbol en la misma categoría deportiva (Elche, Alcoyano, Villajoyosa, Benidorm, Denia, Orihuela, etc.). Las soluciones a este conflicto de competencias pudiera pasar por el ejemplo Murcia: con dos equipos en segunda división (el Murcia y el Ciudad de Murcia), cuando uno logra incrementar extraordinariamente su patrimonio (el nuevo estadio de La Condomina) y asciende de categoría deportiva, obliga a los dueños del otro a buscar nuevas alternativas económicas: la deslocalización (convertido en Granada 74 y trasladado a Guadix, después del fallido intento de ubicarlo en la ciudad de Granada). Aquí podría pasar algo parecido.

En cualquier caso y por el momento, la coincidencia en el modelo empresarial-deportivo-político descrito, de los intereses de un potente sector del empresariado, de los poderes políticos, de los mediáticos y de significativos sectores sociales, explican el carácter arrasador del modelo triunfante del Hércules. Los que se opongan están condenados al desamparo social, político y mediático. A mi juicio, es así como estamos ahora. Creo que, en esta cuestión, los apoyos mediáticos, sociales o políticos de los que hemos gozado en asuntos como Rabassa, el puerto o incluso, la fuente de Luceros, ahora no los tenemos. Dudo que, incluso, el Colegio de Arquitectos nos apoye en la posición de dar la vara sobre este asunto.
En esta situación, la PIC debe decidir sobre algunas cuestiones:

1ª) Manifestarse o no sobre la radicalidad del tema. Es decir, poner en evidencia el modelo, plantear críticas parciales al mismo y en concreto sobre la reforma del estadio o, simplemente callarnos. Recuerdo que la oposición de la PIC a la venta municipal del estadio, ponía en evidencia el modelo político-empresarial de Ortiz-Alperi, aunque no tuvimos fuerza suficiente para impedir ese primer paso.

2ª) En el supuesto de plantear críticas parciales a la reforma, cabe responder a una aparente paradoja que algunas personas nos han puesto de manifiesto: la PIC se opuso en el Plan Rabassa a un modelo de ciudad extensa, desestructurada e insostenible, si ahora se opone también a un crecimiento urbano vertical e integrado en la trama urbana, criticando la torre en el Rico Pérez (o las previstas en los terrenos de Renfe), se está oponiendo a cualquier modelo de crecimiento urbano. En mi opinión, esta contradicción es una falacia, pero, deberemos explicarlo de manera convincente.

A la vista de la situación descrita hasta aquí, propongo lo siguiente:

a) Seguir insistiendo que el modelo político-deportivo planteado tiene importantes costes para la ciudad y los ciudadanos, como ya habíamos advertido cuando se puso en marcha. Por coherencia y decencia no debiéramos callarnos, aunque sepamos que nuestras limitaciones son evidentes.
b) Sin perjuicio de lo anterior, debemos intervenir en el debate de la reforma del estadio para entorpecer las mayores barbaridades. Así, podemos aceptar la necesidad de remodelación del estadio, rechazando los más brutales efectos urbanísticos.
c) En mi opinión, y sin conocer técnicamente los detalles, parece menos brutal el proyecto del estudio alicantino que los de Fenwick y Lamela. Para esto podríamos conseguir algunos apoyos sociales (algunos arquitectos, urbanistas, incluso medios de comunicación e, incluso, hacer uso demagógico del alicantinismo barato). Habría que encargar un informe a algún experto.
d) En cualquier caso, exigir del Ayuntamiento (gobierno y oposición) y de la Generalitat las mayores limitaciones en el proceso de recalificaciones y cambios de uso de los terrenos, evitando a toda costa el triunfo del hortera concepto icónico del “burro grande, ande o no ande”. Habrá que hacer alegaciones, recursos, etc.
e) Igualmente hay que aclarar lo que quiere decir Enrique Ortiz cuando afirma que algo debe ganar la ciudad con el proyecto elegido. Me temo lo peor, porque Ortiz comparte el principio de “la ciudad soy yo” y que cuando él gana, lo hace también la ciudad.
f) Intentar armar algún ruido y movilizar la opinión para retardar los plazos, evitando la pretensión de Ortiz de resolverlo en un año. Seguramente ese retraso provocaría un enfriamiento del asunto y sustanciales rebajas en la brutalidad del proyecto.

Ramiro Muñoz Haedo.

lunes, 15 de octubre de 2007

VALORACIÓN DE LAS ELECCIONES DEL 27 DE MAYO DE 2007 DE LA PLATAFORMA DE INICIATIVAS CIUDADANAS

Tras el estudio de un amplio informe de análisis de los resultados electorales y tras un debate adecuado, la PIC manifiesta:
1.- Lamentamos profundamente los resultados generales en la Comunidad Valenciana y en Alicante. Nuestra apuesta por un cambio se ha visto frustrada.
2.- Consideramos que la posible y razonable expectativa de cambio se debía a la presión que la propia sociedad civil alicantina había mantenido en los últimos años sobre el gobierno del PP, a través de un incremento de las denuncias sobre comportamientos dudosos o poco éticos, la formulación de demandas críticas por parte de diversas organizaciones y la negativa frontal a algunos proyectos. Esa presión se ha visto verificada en diversos estudios, que ponían de relieve un rechazo hasta ahora desconocido de una parte considerable de la ciudadanía por las actitudes del PP y una evaluación crítica del estado de la ciudad. En cualquier caso se puede afirmar que asociaciones como la PIC y otras, sindicatos, medios de comunicación independientes, ciudadanos y ciudadanas comprometidas, etc. habían conseguido quebrar el ambiente de silencio y resignación que había sido el caldo de cultivo para la mayoría de decisiones negativas del PP sobre el urbanismo, la cohesión social y la convivencia cívica en Alicante. Ese era el escenario de estas Elecciones que hacía posible el cambio.
3.- Pero el cambio no se ha producido porque los partidos políticos de izquierda no han sido capaces de transformar ese panorama de relativa indignación ética y de expectativa, en energía política alternativa. Hay razones profundas y complejas que están incidiendo en todo el PV e, incluso, en buena parte de España –como la dificultad de la izquierda para encontrar discursos ilusionantes para el electorado urbano o la presión del PP para convertir estas Elecciones en un debate sobre otros asuntos-. Pero ello no debe servir de excusa, ya que asuntos que han ocurrido en Alicante, a su vez, refuerzan esa dinámica general en el PV.
4.- Consideramos que la mayor causa de la derrota de las fuerzas favorables al cambio han sido las debilidades políticas acumuladas en los cuatro años transcurridos desde las anteriores Elecciones. EU, en general, ha formulado críticas oportunas. Pero, casi nunca, esas críticas se transforman –tampoco durante la Campaña electoral- en alternativas comprensibles. En todo caso, la negativa de EU a formalizar el Comprimís, con el Bloc, ha sido una causa directa de la derrota, aún agravada por la dispersión de referencias políticas que llegaban a ocultar lo que de bueno tenía el Programa de EU.
5.- Es innecesario volver a detallar el extraño comportamiento del PSOE durante buena parte del anterior mandato, con una política de absoluto entreguismo al PP, que alcanzó su paroxismo con el Plan Rabassa. Todo ello provocó una crisis interna de gran magnitud que, quizá, no acabó de cerrarse adecuadamente. Han seguido apareciendo dudas ante temas claves de la ciudad, un aislamiento incomprensible en quien desea gobernar y una Campaña electoral sin contendidos políticos que movilizaran a muchos votantes. La ambigüedad como método puede servir en otras circunstancias, pero no, desde luego, en momentos como este, en el que era básico poder confrontar alternativas creíbles –ni meras negaciones a lo existente, ni aplazamiento de las soluciones a un indeterminado futuro-. El refugio en varios lugares comunes –y, a veces, netamente conservadores-, la tendencia a la identificación de Alicante con una visión folklórica y la formulación publicitaria de ofertas que, a veces, se desviaban a lo risible, además de demostrar desconocimiento de la ciudad, era la mejor forma de dilapidar los esfuerzos acumulados en la sociedad civil por construir el muy necesario cambio.
6.- El resultado de todo ello ha sido: un incremento de la abstención, una relativa concentración del voto de la izquierda en el PSOE –suficiente como para que EU no saque concejal, pero insuficiente para la mayoría absoluta socialista-, una incapacidad para captar una buena parte de antiguos votantes del PP –los que, por ejemplo, no le votan en Municipales pero sí en Autonómicas-, la aparición de un voto extrasistema, de protesta, hasta ahora casi inédito en Alicante.
7.- A su vez todo ello marca un resultado final con matices preocupantes: el PP gobernará con los votos de el 26’5 de los censados y con una mayoría de votantes de izquierdas, y casi un 15% de los electores no se encuentra directamente representado al haber votado por formaciones que no entran en el Ayuntamiento. Si a ello sumamos que en esta extraña Campaña casi no se ha debatido de las grandes cuestiones de la Ciudad, podemos concluir que difícilmente puede el PP atribuir a los resultados la virtud de confirmar su anterior política en todos sus extremos. El PP, por todo ello, debería extremar su prudencia y abrir este nuevo periodo de gobierno con muestras de diálogo con toda la sociedad civil.
8.- Pero, por la misma razón, tanto las asociaciones cívicas, sindicales, medioambientales, etc. de signo crítico, como, desde luego, las fuerzas políticas, están plenamente legitimadas para seguir manteniendo sus posiciones y propuestas. Mención especial requiere el PSOE, que es el único partido de oposición en el Ayuntamiento: no sólo es que su legitimidad para la oposición sea plena, sino que tiene la obligación de no defraudar, no sólo a sus votantes, sino a todo el electorado que no votó al PP. Esa obligación debe, a nuestro juicio, llevar aparejada la responsabilidad de ahorrarnos a la ciudadanía el enésimo espectáculo de luchas internas sin contenido ideológico, un funcionamiento autocrítico, transparente y coherente en sus intenciones, esfuerzos contrastables de realización de alternativas y una apertura cotidiana a la sociedad civil.
9.- La PIC efectuará también una reflexión sobre cómo incrementar y mejorar su trabajo en esta nueva y compleja etapa, se compromete a proseguir su tarea de oposición crítica y cívica a las posibles políticas continuistas del PP y a innovar en los mecanismos de funcionamiento e información. En concreto se compromete a mantener la oposición al Plan Rabassa, luchar por la existencia de un nuevo PGOU respetuoso con la Ciudad, buscar fórmulas de protección del patrimonio medioambiental, histórico y cultural y mejorar los mecanismos de formación, participación y pedagogía social sobre el urbanismo y sus efectos sociales.
10.- La PIC hace un llamamiento a las personas que habitualmente colaboran con ella para que no se dejen ganar por el desánimo: las mismas fuentes del desánimo son las que obligan a redoblar los esfuerzos. Hacemos un llamamiento a otras asociaciones cívicas y medioambientales, sindicatos, etc. para estudiar nuevas fórmulas de intervención social crítica, que permitan la difusión de las ideas, la constitución de alternativas viables y visibles y la conformación de redes dinámicas que permitan que, todo ello, arraigue en la sociedad alicantina.

miércoles, 26 de septiembre de 2007

DISCURSO DE ACEPTACIÓN DEL “PREMIO INSENSATOS-2007” CONCEDIDO POR LA MESA DEL CARNAVAL A LA PLATAFORMA DE INICIATIVAS CIUDADANAS

LEÍDO POR MANUEL ALCARAZ EN EL PUB CLAN CABARET EL DÍA 24 DE MAYO DE 2007
Amigas y amigos, señoras y señores, Mamen y otras dignísimas autoridades.
Cuando se nos notificó haber recibido este Premio, pedí a los miembros de la Comisión Técnica que coordina los trabajos de nuestra Plataforma, que dieran ideas para esta intervención y sobre qué decir en ella. La respuesta fue unánime: “¡Búscate la vida!”. Lo que viene a ser un ejemplo preclaro de lo que sucede en todas las Comisiones: que se ponen a diseñar un caballo y les sale un camello. El camello portavoz, en este caso, soy yo. Échenle, pues, la culpa a ellos de mis desatinos.
Hoy es 24 de mayo, una fiesta entrañable para mí, pues no en vano, hace exactamente 43 años, D. Liberato, a la sazón párroco de Benalúa, me administró por primera vez la Comunión; yo iba más bonito que un San Luis, vestido de marinero con un gorro que decía: Lepanto. Fue, pues, la primera vez que me dieron una Hostia, con perdón, y que, carnavalescamente, me disfracé. Casualmente hoy le han dado asimismo la Primera Comunión al Infante D. Froilán, hijo primogénito de Doña Elena de Borbón y D. Juan de Marichalar: ellos también iban disfrazados, o no, que cuando los miro nunca lo se; en todo caso no intenten imitarles: hay caretas que son incomparables.
Descubrí luego que el 24 de mayo es la festividad de María Auxiliadora, “dulce faro de la mar”, “ella en mi niñez mi pasos guió, por eso la quise tanto, desde que yo supe amar”, según cantábamos en el Rosario de la Aurora con el que conmemorábamos la advocación de la Madre de la Familia Salesiana. Pues no en otro lugar estudié, siendo compañero de patio de D. Enrique Ortiz, en lo que es una prueba palpable de que algunos saben conseguir milagros mucho mejor que otros, aunque se fatiguen los mismos himnos y aguanten las mismas consignas. En fin, como dijo Santo Domingo Savio, “antes morir que pecar”.
A lo que vamos.
Si insisto en estas circunstancias personales es sólo para dar mayor realce a esta entrega de Premios, por si ello fuera menester, que se dice en estas altas ocasiones. Pues al coincidir tanto evento, y de tanta enjundia, no cabe duda de que la Cara del Moro, la Santa Faz, el Hércules, San José María Pi y hasta la Virgen del Remedio, han previsto para todos nosotros un destino memorable. Vaya por delante declarar con toda vehemente sinceridad, que coincidir en el acto con el Colectivo Antimilitarista “La Tortuga”, que, al intentar destruir el Monumento al Soldado de Reemplazo dio, a la vez, una lección de pacifismo y una muestra de amor al arte, y con Alí Andreu, amigo y maestro en tantas, tantísimas cosas del corazón y de los abrazos, que tantas muestras a dado de su inmenso amor por Alicante, es ya sobrado galardón.
Y dicho esto he de felicitar a los otorgantes por habernos elegido, pues, aparte de los ya mencionados, reconocerán todos ustedes que no hay mejor acreedor al laurel que hoy se reparte que esta Plataforma.
Ya sé que no es educado hacer tal afirmación, pero es que si hubiéramos sido educados, ni existiríamos, ni nos premiarían, ni ustedes tendrían ocasión de trasegarse unas cervezas en nuestro honor.
Y es que, lo reconocemos, somos la muestra fehaciente de la necesidad de prescindir ocasionalmente de la sensatez que implica el pacer con donosura y sin vergüenza en los pesebres más calmados de esta ciudad; de la sensatez que alumbra, protege y blinda todo negocio floreciente, todo compadreo fructífero, todo apaño entre presuntos inocentes e implicados furibundos; de la sensatez arraigada en políticos bovinos, inmunes a la exaltación y proclives siempre al jefe; de la sensatez con que muchos empresarios echan cuentas y administran los metros cuadrados y los porcentajes más oscuros.
Nacimos, como Plataforma contra el Plan Rabassa, hace ya bastantes meses, y los inventores de la cosa sólo teníamos en mente una ambición: que cuando, en el futuro, los historiadores contaran esta etapa refulgente, siquiera fuera en una nota a pie de página, se dijera que unos pocos habíamos luchado en contra, por defender la dignidad de la ciudad. Si ustedes me permiten la insolencia, ambicionamos ser esos justos que en otras partes no se encontraron en número suficiente como para detener la ira y salvar la ciudad de la destrucción. Sólo que aquí conocemos perfectamente la faz de los que, como todopoderosos y vengativos Dioses, ofician la destrucción.
Pero, ¡oh insensatez de insensateces!, para nuestra sorpresa encontramos simpatía y compañía contra ese símbolo final de tantas ignominias. Disgustamos tanto que fuimos aborrecidos por los más aborrecibles espíritus sin sentido del humor que pueblan nuestras praderas de posidonias; algunos tuvieron que cambiar de voto, aunque en cuanto se encantan, vuelven a estar en la luna y a equivocarse. El Alcalde, aunque tuvo a bien, un 28 de diciembre, comunicarnos que su agenda no le permite reunirse con nosotros, nos tiene contados, y urbi et orbe, proclama que somos pocos. Mejor: porque así nuestra victoria será más satisfactoria. En todo caso nunca pretendimos representar a nadie: éramos nosotros y bastante tenemos con aguantarnos, no crean ustedes, que angelitos tampoco es que seamos.
Sea como sea, dicen las encuestas que, hoy, una mayoría de alicantinos y alicantinas están contra el Plan Rabassa y que confían tanto en Alperi como en un erizo para inflar un globo. (Paréntesis: por cierto: nosotros hemos hecho lo que hemos podido: sin misericordia hemos lanzado nuestras piedras, con humildes hondas, contra la política del PP; hora va siendo de que la guerrilla se retire y que las tropas regulares de aguerridos militantes de la izquierda, con un pelotón de serenos como vangiardia, ocupe las posiciones que hemos castigado. Cierro el paréntesis).
Hoy miramos con cauto e insensato optimismo el futuro. No sabemos qué pasará con el Plan Rabassa: pero el paseo triunfal de los que extorsionaron a la ciudad, se ha acabado.
Saber todo eso nos dio ánimo, y ahí estamos: persiguiendo un PGOU que no huela a chorizo; defendiendo el baqueteado edificio de la Tabacalera, la sabrosona Estación de Autobuses, los caballitos de Luceros, una relación nueva con nuestro puerto y nuestro mar, la sombra generosa y solitaria de un ficus en Benalúa; o denunciando al guiri ese de las carreras de coches que se atreve a decirnos al pueblo valenciano lo que hemos de hacer; o a levantar miradas, con la compasión de la solidaridad, sobre aquellos que peor lo pasan, que apenas si tienen voz para alzar cuando la pobreza o el desarraigo les condenan a la afonía social, en una ciudad que está, con otras tantas cosas, edificando un nuevo y poderoso mapa de la injusticia y la desigualdad.
Nada somos, en fin, si no somos los insensatos e insensatas que aún creen en la posibilidad de una ciudad civilizada. Y que las sociedades civilizadas se distinguen, primero, por lo que son capaces de hacer por aquellos y aquellas que son más débiles y, segundo, lo que hacen para salvar lo que recibieron de su historia. Ahí estamos.
Queremos la insensatez de una ciudad grande. No en metros, no en coches, no en ruidos, no en humos. Una ciudad grande en la que quepamos todos, menos los siniestros administradores del chanchullo y de la depredación. El hecho más importante de esta semana, para muchos, ha sido, al parecer, la solemne bendición en la Concatedral de San Nicolás de Bari, de las peinetas, pendientes y otros abalorios que realzaran la indudable prestancia de nuestras belleas del foc y sus dignas damas. Me perdonarán ustedes, pero a mi, aunque sea Insignia de Oro de les Fogueres de Sant Joan, eso me parece una ordinariez y una cursilería infinita. Pero, sea, admitamos con gusto que gestos así deberán existir en esta tierra de promisión.
Lo malo, lo auténticamente malo, es que mañana vuelve a ser 25 de mayo y que los muertos del bombardeo del Mercado no encontrarán un hueco en el recuerdo de un Alcalde ignorante y egoísta, que la ciudad no ha sabido aún encontrar una ceremonia sencilla pero intensa de reconciliación con su memoria secuestrada. Ojalá a los crueles e insensibles que vetan el recuerdo, les acechen en los sueños 300 sombras, con las heridas pintadas en sus rostros de hombres, mujeres o niños, que aquél día, aquí, justamente donde estamos, no cometieron mayor delito que ser insensatos inocentes en una ciudad amarrada a la democracia y a la libertad. Deberían, por fin, ser muertos de todos, pero si algunos no los quieren, proclamaremos que son nuestros muertos y se los tiraremos a la cara a algunos imbéciles que aún nos mandan. Y hoy brindaremos por ellos, también con nuestras copas y nuestro atrevimiento y nuestra alegría.
Dicho lo cual, reitero el agradecimiento de nuestra Plataforma a la Mesa del Carnaval de Alicante, por este amigable y entrañable reconocimiento a nuestra insensatez, irreprimible seña de identidad y patrimonio común que devolvemos en ofrenda de amor y casta coyunda a todos los carnavaleros con estos humildes pero infames versos:
Aquí sólo deseamos que cuando llegue el CarnavalYa no sea nuestro Alcalde ese amplio carcamal,Que hoy nos grita, insulta y apostrofaComo si fuera chulapo de muy baja estofa.
Más vale que se arrime a su amigo EnriqueNo sea que sus negocios fueran a irse a piqueY su progenie, pobre como es el mendaSe quede en la calle abandonada y sin vivienda.
Y que cuando Carnestoltes toque dianaque el payo no se atavíe de caballo de Luceros-Aunque más vale eso que verle en cueros-.Ni de Plan General de Ordenación Urbana-Que no haga más equilibrios de la noche a la mañana-.Pues con tanta mentira y tanta promesa vanaen el bolsillo se hará sin más remedio un esguinceChe: que se disfrace sin demora de Luis Quince.
Y pase lo que pase en tal día, nuestra Plataforma,Que sigue empeñada en meter a cada cual en su horma,Si hace falta irá por las calles, como colla de insensatos,Irá soñando y bailando, y maullando como gatos.Y se nos verá, guste o no, casa por casa,Disfrazados… de stop al Plan Rabassa.

martes, 25 de septiembre de 2007

ANÁLISIS DEL PROGRAMA ELECTORAL MUNICIPAL DEL PARTIDO POPULAR PARA ALICANTE Período 2003-2007

En pocos días, todos los partidos políticos que se presentan a las elecciones municipales y autonómicas avanzarán sus promesas electorales; de hecho algunos de ellos ya lo están haciendo desde hace meses. Todo ello toma cuerpo en los Programas Electorales, a modo de compromisos políticos solemnes, que las fuerzas políticas someten a la valoración y votación de los ciudadanos, recogiendo así sus promesas para la transformación y mejora de nuestros pueblos y ciudades.
Es cierto que la gestión de quienes gobiernan se somete a valoración a lo largo de los cuatro años en que dura su mandato, si bien, en España no se suele proceder a realizar a un minucioso análisis de gestión de los programas políticos de quienes obtuvieron los votos y la confianza de los ciudadanos para llevar a cabo sus compromisos electorales, recogidos en su programa electoral, y que debiera ser considerado como un contrato solemne con la ciudadanía.
Desde la Plataforma de Iniciativas Ciudadanos, creemos esencial valorar y evaluar el grado de cumplimiento del programa electoral de quien ha gobernado Alicante en los últimos años, en este caso el Partido Popular, para conocer de primera mano el respeto de sus compromisos con los electores y en definitiva, su capacidad de gestión municipal. Todo ello son datos reveladores a la hora de volver a recabar nuevamente la confianza de los electores, ya que muchos de ellos se podrán preguntar legítimamente qué se hizo con su voto y en qué medida sirvió para llevar a cabo las promesas electorales a los que se comprometieron quienes solicitaron su apoyo para cambiar la ciudad en el sentido en que se reflejaba en el Programa de hace cuatro años.
Creemos que este trabajo de análisis y evaluación del Programa Electoral del partido que ha gobernado el Ayuntamiento supone, un ejercicio más de transparencia y ciudadanía, si bien debieran ser los mismos partidos políticos quienes presentaran balance de su gestión al conjunto de la ciudad si de verdad creyeran en las ofertas y compromisos electorales que hacen por estas fechas tan dadas a las promesas vacías y los anuncios rimbombantes.
Tenemos que señalar que este estudio se ha hecho de forma minuciosa, consultando con numerosos técnicos y profesionales (incluso del propio Ayuntamiento), dedicándole muchas horas, ya que la política de información y transparencia municipal en esta ciudad brilla por su ausencia. No obstante, la contundencia de los datos que se obtienen respecto a la falta de cumplimiento y de respeto del conjunto de lo compromisos electorales que hizo el Partido Popular en Alicante hace ahora cuatro años, queda fuera de toda duda, y debería de llevar a reconsiderar a muchos vecinos la conveniencia de volver a apoyar a quienes han demostrado tanta falta de respeto respecto a sus promesas con los electores.
1- Un deliberado desprecio al principal compromiso electoral
El primer y gran compromiso que encabezaba el programa electoral del PP con el que concurrió a las elecciones municipales de 2003 señalaba:“Desde el Partido Popular nos comprometemos a no realizar obra alguna de importancia sin llegar a un consenso sobre la realización de la misma con los representantes vecinales afectados”.
La gestión del PP en el Ayuntamiento de Alicante se ha caracterizado precisamente por todo lo contrario: promover, autorizar y realizar múltiples actuaciones e iniciativas de espaldas a los vecinos, contando con la oposición de los mismos e incluso a pesar de tener una enorme marea de rechazo hacia éstas. Una de las iniciativas emblemáticas es el Plan Rabassa, que ha contado con una de las mayores contestaciones públicas en la historia reciente de Alicante, aunque el listado es mucho más amplio: la planta de Bio-Diesel, el crematorio de Florida, el Buque Tienda, las obras del tranvía, la retirada de la fuente de Luceros, los parking, los desmontes efectuados en la Serra Grossa. La relación es mucho más amplia, pero confirma de forma inequívoca el desprecio del PP y de su Alcalde a la principal promesa contenida en su programa electoral en estos cuatro años de Gobierno municipal y la forma poco respetuosa con la ciudadanía con la que ha venido actuando.

2- Falta de interlocución con las administraciones autonómica y central para implementar grandes proyectos para la ciudad
El segundo gran compromiso que el Alcalde, Díaz Alperi, incluía en su programa municipal pasaba por CULMINAR grandes proyectos en marcha para la ciudad. Este compromiso es en sí mismo llamativo, porque ninguno de ellos era de competencia municipal.
Sin embargo, salvo la Ciudad de la Luz (aunque falta por concluir todavía la entrega de las viviendas a las personas afectadas en su día por las expropiaciones), ninguno de los otros proyectos ha sido finalizado. En unos casos porque era metafísicamente imposible hacerlo en esta legislatura (soterramiento de las vías del tren y construcción de estación intermodal o llegada del AVE a Alicante) y en otros por problemas en la gestión municipal de estos proyectos (Via Parque, Palacio de Congresos, Plan Especial del Centro Tradicional, Plan de Actuación Integrada en Juan XXIII o Tranvía).
Habría que destacar el enfrentamiento que este Ayuntamiento tiene con la Administración Central y que está perjudicando gravemente el avance sobre grandes proyectos emblemáticos, como el soterramiento de las vías del tren o la llegada del AVE, pero también la propia incapacidad municipal para resolver trámites esenciales para otros proyectos de carácter autonómico (como la Vía Parque o el Tranvía), sin olvidar la oposición de numerosos vecinos y entidades a las actuaciones que se llevan a cabo en determinados barrios (Centro Tradicional o Zona Norte).
3- Análisis global del programa electoral del PP en sus 16 áreas de trabajo
Del análisis pormenorizado de las 16 áreas distintas en las que el Partido Popular distribuyó su programa de trabajo para el período 2003-2007, y tras estudiar uno a uno cada uno de los compromisos señalados, tenemos que concluir que el grado de cumplimiento del programa es sumamente bajo, ya que solo se habría concluido un 17% del mismo. Por ello, y dicho de otra forma, el Programa Electoral del PP en estos 4 años ha sido un gigantesco fraude a la ciudadanía, ya que se habría incumplido en un 83% del mismo, evidenciando la incapacidad de gestión de este gobierno municipal, su indolencia y la falta de respeto con los electores que le otorgaron su confianza. Para ello, hemos analizado cada una de los 288 compromisos electorales del PP, de los cuales se habrían llevado a cabo únicamente 50, mientras que restarían por cumplirse otros 238.
Bien es cierto que existen notables diferencias entre las distintas áreas, ya que mientras Urbanismo y Fiestas cerrarían con un estrepitoso fracaso, ya que no se habría llevado a cabo ni uno solo de sus compromisos electorales, en otras concejalías habría porcentajes de cumplimiento mayores, aunque siempre discretos, como en Economía y Hacienda, con un 33% de cumplimiento; Servicios Sociales, con un 26%; o Deportes, con un 25%.

4- Análisis por áreas de trabajo
Urbanismo
Grado de cumplimiento: 0 %Grado de incumplimiento: 100 %
Realizar una lectura pormenorizada de un apartado tan importante para una ciudad como es el Urbanismo, contenido en el programa electoral de Gobierno del PP para esta legislatura, significa la constatación del gigantesco fraude social y ciudadano que supone el mismo, y de la incapacidad de este Gobierno municipal por defender y gestionar asuntos absolutamente cruciales para el presente y el futuro de todos los habitantes. Así, de las 25 actuaciones propuestas por el PP, no se puede afirmar que se haya cumplido una sola de ellas. Y todo ello resulta especialmente crucial cuando la propuesta estrella de esta legislatura para el PP era:
þ la aprobación definitiva del nuevo PGOUAhora bien, tampoco se han llevado a cabo otros compromisos clave, como son:þ La construcción de 12.000 nuevas VPOþ La construcción de un gran Parque entre la Estación de Murcia y San Gabrielþ La construcción en Campoamor del Edificio de la Agencia Tributaria, una gran biblioteca Pública y una alamedaþ Recuperación de la Fábrica de Tabacosþ Remodelación de la carretera de Ocañaþ Recuperación del Cuartel de San Fernandoþ Finalización de la ciudad de la Justiciaþ O la Aprobación definitiva del Plan Especial de la Isla de TabarcaTampoco se habrían llevado a cabo los dos grandes planes de revitalización urbana contenidos en el Programa electoral, como son:þ El Plan Integral Ensanche-Estación de Autobusesþ El Plan Integral Pérez Galdós
Economía y Hacienda
Grado de cumplimiento: 33%Grado de incumplimiento: 67 %
En este ámbito, de las 15 acciones comprometidas por el PP únicamente se habrían cumplido 5 de ellas, mientras que se han incumplido otras 10.
Ahora bien, mientras que el cumplimiento afectaría a cuestiones menores (traslado de los servicios municipales de Hacienda, Convenio con el Colegios Profesionales y Gestorías, ampliación de los servicios de información, entre otros), se han incumplido cuestiones absolutamente esenciales que afectan a especialmente a los vecinos de menores recursos, como son:þ Presión fiscal, que se ha visto incrementada de forma muy importante, tanto en impuestos directos (como la nueva Tasa de Basuras que creó el PP), como por otras tasas (la obtención de certificados) que en algunos casos se han incrementado hasta en un 185%.þ Estabilidad presupuestaria, es bien conocido el tremendo desajuste en el equilibrio presupuestario de un Ayuntamiento que gasta mucho más de lo que ingresa, hasta niveles extremadamente preocupantes.þ Eliminar elementos publicitarios innecesarios en la vía pública, todos conocemos la situación de absoluto descontrol existente en Alicante en lo que a publicidad y vallas publicitarias se refiere, hasta el punto que podemos afirmar que esta ciudad es un paraíso para agencias que incumplen sistemáticamente normativas y ordenanzas municipales en la materia.þ Promoción de viviendas de régimen especial a través de subastas de parcelas municipales; el fracaso es clamoroso, mientras que por el contrario se ha cedido suelo público para iniciativas privadas y negocios de diferente índole.
Deportes
Grado de cumplimiento: 25%Grado de incumplimiento: 75 %
En esta actividad, de los 20 compromisos recogidos en el Programa Electoral del PP, únicamente se habrían cumplido 5 de ellos, mientras que se han incumplido otras 15.
El incumplimiento de grandes promesas electorales, junto al abandono del deporte y de las instalaciones deportivas en numerosos barrios de la ciudad, son hechos significativos. Por el contrario, uno de los grandes logros en esta materia, como es la venta del Estadio del Rico Pérez, no figuraba en el programa electoral, demostrando bien a las claras la importancia que el PP da a este documento programático.
Simplemente con recordar algunos de los compromisos del PP en materia deportiva, se puede valorar la gestión realizada desde esta área:
þ Construcción en Rabassa de una Villa Olímpica.þ Construcción de un Pabellón Multiusos donde se ubicaba el Colegio Público Benalúa.þ Puesta en marcha del programa “Hosp. Esport” dirigido a discapacitados de los hospitales.þ Creación del Instituto Alicantino del Deporte.
Educación y Cultura
Grado de cumplimiento: 20%Grado de incumplimiento: 80 %
El amplio catálogo de compromisos y ofertas que se recogía en el programa electoral realizado por el Partido Popular para la ciudad de Alicante en la legislatura municipal que termina ha sido llevado a cabo de una forma muy limitada, y básicamente en cuestiones de escasa relevancia. Así, de los 39 compromisos recogidos, únicamente se habrían cumplido 8 de ellos, mientras que se han incumplido otras 31.
En el campo educativo es particularmente clamorosos los fracasos en la construcción de los centros educativos comprometidos hace cuatro años, y que después de varias legislaturas en barracones, siguen faltando en numerosos barrios de la ciudad. Tengamos en cuenta que en materia educativa, las competencias municipales son limitadas, reduciéndose básicamente a la cesión de los solares para la construcción de centros, su limpieza y mantenimiento, así como los conserjes en el caso en que tengan, siendo el resto de las competencias de carácter autonómico. En este sentido, la mala “sintonía” entre el Concejal de Educación y Cultura, y el Director Territorial, perteneciendo a facciones políticas distintas en el mismo PP, ha perjudicado y torpedeado muchas iniciativas para la ciudad en este campo.
Al mismo tiempo, en el campo de la cultura, los compromisos incumplidos son tan amplios como significativos, algunos de ellos testimonio del grado de abandono de la política cultural de esta ciudad, como:þ La elaboración del Plan Especial de ordenación y estudio de usos del recinto del Castillo de Santa Bárbara, fomentando su mantenimiento (las declaraciones recientes del concejal Pedro Romero reconociendo la falta de mantenimiento del ascensor y del propio Castillo son contundentes).þ Proteger todos los restos arqueológicos y artísticos de Alicanteþ La reapertura de los pozos de Garrigósþ La apertura del museo de la cerámica popularþ la exhibición y divulgación de los fondos cinematográficos municipales
Servicios Sociales
Grado de cumplimiento: 26%Grado de incumplimiento: 74 %
En esta área, de las 39 acciones comprometidas por el PP únicamente se habrían cumplido 10 de ellas, mientras que se habrían incumplido otras 29, si bien habría que realizar una serie de consideraciones previas importantes. En primer lugar, algunos de los compromisos contenidos en el programa electoral del PP (y que han sido cumplidas) se refrieren a obligaciones municipales que deben desarrollar los Servicios Sociales Municipales a través de los programas o prestaciones básicas de los servicios sociales, especialmente en los programas de prevención, convivencia e inserción. (Es como si el programa municipal del PP se comprometiera a dar a los vecinos agua potable, o a dar energía eléctrica a las farolas). Por otro, hay un buen número de centros que se encuentran en estos momentos en construcción, pero que van a tardar todavía en ser operativos, lo que demuestra una notable incapacidad de gestión de compromisos y equipamientos. También hay compromisos electorales que existen en el Ayuntamiento desde hace varias legislaturas, como las subvenciones a las ONG para programas de cooperación internacional, o las subvenciones a entidades sociales.
Ahora bien, desde la perspectiva de los Servicios Sociales Municipales, habría que destacar tres ámbitos donde el fracaso es clamoroso, como son, lo referido a:
þ Personas Mayores, donde hay un incumplimiento muy sustancial en la construcción de los centros comprometidos en el programa electoral del PP, en la creación de 160 viviendas intergeneracionales en la Lonja de Verduras, o cuando hablan de la accesibilidad de servicios. Que se lo digan a mayores y discapacitados de la Albufereta o Playa de San Juan, por poner un ejemplo, que tienen que ir hasta el Casco Antiguo para solicitar servicios esenciales.þ Inmigración, siendo cierto que se han cumplido algunos compromisos de muy bajo perfil, lo cierto es que esta ciudad carece de dispositivos programas y una red de servicios para la población inmigrante acorde con la importancia económica y social de este colectivo. El ejemplo más clamoroso es que Alicante carece hasta de Plan Global de Atención a la Población Inmigrante, las situaciones de discriminación, abuso y abandono sobre este colectivo son muy importantes, al tiempo que la presencia de inmigrantes durmiendo en las calles o en infraviviendas es un hecho visible.þ Emergencia, con un Plan de Erradicación del Chabolismo y la Vivienda Precaria que data de 1992, y que lejos de cerrarse, ha permitido que existan nuevos asentamientos de infraviviendas y la aparición de gravísimos problemas de vivienda precaria en diferentes barrios o en zonas como el Vial de los Cipreses, estando además sin finalizar después de 15 años desde su inicio.þ Discapacitados, donde no solo se han incumplido todos los compromisos, sino que algunos de ellos se han convertido en un sarcasmo, como el eliminar las barreras arquitectónicas y hacer la ciudad más habitable para los discapacitados.þ Mujer, siendo especialmente llamativo el grado de incumplimiento de todas las acciones recogidas por el PP en su programa municipal en este capítulo, y que demuestran un desprecio hacia los problemas de las mujeres, especialmente en situación más precaria. Así, habría que preguntar al PP dónde está la red de guarderías laborales en los diferentes barrios, qué medidas ha puesto en marcha (desde sus competencias) para conciliar la vida familiar y laboral, o qué viviendas en alquiler para mujeres ha creado, por poner algunos ejemplos.
Medio Ambiente
Grado de cumplimiento: 8 %Grado de incumplimiento: 92 %
La importancia que el Gobierno Municipal del PP ha dado al Medio Ambiente en Alicante viene confirmado por el grado de cumplimiento de su programa electoral en esta materia, ya que de las 13 actuaciones recogidas en el mismo, solo se podría afirmar que se habría cumplido una de ellas, referido a la mejora en las instalaciones de las estaciones depuradoras de aguas residuales, en relación con la ampliación de la depuradora de Orgeggia, si bien, suele ser habitual que parte de sus vertidos vayan a parar al mar de forma periódica, e incluso a la red de alcantarillado de la ciudad, lo que invalidaría este logro hasta cierto punto.
El Plan de prevención y control del ruido, el cumplimiento de la Agenda 21, la reutilización para riego del 100% de las aguas residuales, el plan de fomento del transporte público, la recuperación de zonas verdes como Serra Grossa o las Lagunas de Rabassa, o el centro de documentación medioambiental, son promesas incumplidas que exigen su inmediata puesta en marcha.
Participación Ciudadana
Grado de cumplimiento: 25 %Grado de incumplimiento: 75 %
Leer en el programa electoral, que “la actuación del equipo de Gobierno del Partido Popular en materia de participación ciudadana ha destacado por su capacidad de diálogo, por su intención de dinamizar el movimiento asociativo y por su canalización con absoluta transparencia (sic)” resulta un insulto a la inteligencia, en la medida que esta legislatura municipal solo puede calificarse como de atentado a la ciudadanía y a la participación cívica. Así, de las 4 acciones comprometidas, solo se habría dado cumplimiento a 1 de ellas, la referida a la potenciación de EnredaAlicante, mientras que se habrían incumplido las otras 3 restantes.
Sin embargo, releer el compromiso del PP sobre:þ Escrupuloso respeto al Reglamento de Participación ciudadana, resulta no solo un gigantesco incumplimiento, sino un atentado a la democracia municipal misma.
Fiestas
Grado de cumplimiento: 0 %Grado de incumplimiento: 100 %
No se puede decir que el PP no haya trabajado en materia de Fiestas, donde se muestra tan generoso como interesado. Ahora bien, su labor no ha ido acompañada de una puesta en marcha de los puntos recogidos en su Programa Electoral, que por sorprendente que pueda parecer, ha cosechado un flagrante incumplimiento en esta materia. Así, de las 5 actuaciones comprometidas, no se habría cumplido ni una sola de ellas, siendo en algunos casos, incumplimientos de una cierta envergadura para la Fiesta de la ciudad, como por ejemplo:
þ El recinto multiusos al aire libre para grandes espectáculos.þ La ciudad del cartónþ El Museo de la Semana Santaþ O La muestra permanente de Moros y Cristianos
Sanidad y Mercados
Grado de cumplimiento: 19 %Grado de incumplimiento: 81 %
En estas materias, de las 31 acciones comprometidas por el PP únicamente se habrían cumplido 6 de ellas, mientras que se habrían incumplido otras 25.
Desde la perspectiva comercial, el incumplimiento es muy llamativo, ya que se habrían incumplido 18 de las 22 acciones comprometidas, siendo el fracaso particularmente clamoroso por lo llamativo de los compromisos que se hicieron a los comerciantes de la ciudad, tales como:þ la puesta en marcha de un centro comercia abierto en el centroþ la señalización específica de centros comercialesþ la ordenación del comercio dentro del nuevo PGOUþ la campaña “Alicante ciudad comercial”þ los programas de integración de comerciantes extranjeros, que se ha cambiado por medidas para su expulsión y cierre.þ el centro de innovación y desarrollo comercial inexistente.
A pesar de la insignificancia de los compromisos contenidos en este Programa Electoral en materia sanitaria, su incumplimiento es espectacular, especialmente en lo referido a la construcción de centros de salud que llevan años siendo prometidos por este equipo de gobierno del PP. Pero otros, como la construcción de un centro para transfusiones de sangre, son irreales en la medida que está previsto que este centro vaya al Hospital General de Alicante. De esta forma, de los 9 compromisos en sanidad efectuados por el PP, únicamente se habrían cumplido 2, incumpliéndose por tanto otros 7.
Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transporte
Grado de cumplimiento: 18%Grado de incumplimiento: 82 %
En estas materias, de los 22 compromisos recogidos en el Programa Electoral del PP, únicamente se habrían cumplido 4 de ellas, mientras que se han incumplido otras 18.
El fracaso es tan clamoroso en estas tres materias, que solo podemos referirnos al cumplimiento de una de las escasas acciones comprometidas, para comprender las causas de tan graves incumplimientos, por su repercusión para la vida y el buen funcionamiento de la ciudad. Hablamos del primer compromiso en materia de seguridad, que señala:
þ La gestión de la Policía Local será asumida personalmente por el Alcalde. Efectivamente, esto sí que se ha cumplido y los resultados de ello no pueden ser más elocuente. Esto ha sido así y señala bien a las claras las causas de que en materia de seguridad ciudadana, tráfico y transportes la ciudad esté como está, con una situación de caos permanente en materia de tráfico, con un profundo deterioro del transporte público y convirtiendo una ciudad manejable y accesible como es Alicante, en insufrible.
Curiosamente, hay que señalar que el Programa Municipal del PP se compromete a trabajar en estrecha colaboración con la Policía Municipal para mejorar la seguridad de los vecinos cuando es conocido y público el enfrentamiento que mantiene este equipo de Gobierno con la Subdelegación del Gobierno y la Policía Nacional que de ella dependen.
þ Muy llamativo resulta también el compromiso de incrementar la calidad del transporte público de superficie, que ha alcanzado sus peores niveles de toda la historia.
Turismo y Playas
Grado de cumplimiento: 12 %Grado de incumplimiento: 88 %
Para una ciudad como Alicante, que se haya producido un incumplimiento tan significativo en acciones relacionadas con el turismo y las playas evidencia la dejadez desde la que se ha gobernado en esta legislatura. De esta forma, de las 16 actuaciones recogidas en el Programa Electoral del PP en materia de Turismo y Playas, únicamente se habrían cumplido 2 de ellas, mientras que se habrían incumplido otras 14.
Actuaciones como el paseo peatonal entre la Finca Adoc y la playa de la Albufereta, la recuperación integral de la Playa de San Gabriel y dotarla de todos los servicios necesarios, la remodelación del paseo de la playa de Urbanova, el relanzamiento del centro histórico de la ciudad, o la estrategia de diferenciación de un modelo turístico propio que incorpore los atractivos litorales con los urbanos, tendrán que esperar una nueva legislatura y unos nuevos políticos para cumplirse.
Partidas Rurales
Grado de cumplimiento: 15 %Grado de incumplimiento: 85 %
La situación de abandono y olvido en la que se encuentran las partidas rurales de Alicante es directamente proporcional al incumplimiento que se ha vivido en materia de gestión municipal en ellas. Así, de las 13 actuaciones recogidas en el Programa Electoral del PP, únicamente se habrían cumplido 2 de ellas, mientras que se habrían incumplido otras 11.
Servicios y Mantenimiento
Grado de cumplimiento: 18%Grado de incumplimiento: 82 %
En estas materias, de los 11 compromisos recogidos en el Programa Electoral del PP, únicamente se habrían cumplido 2 de ellos, mientras que se habrían incumplido 9.
Uno de los compromisos cumplidos no deja de ser llamativo, como es el mantenimiento de la recogida de residuos sólidos urbanos, algo que es una obligación legal. El otro es la reparación del escalextric. Todos los demás suponen un clamoroso fracaso.
Sin duda, el estado de abandono y desidia que sufre la ciudad se evidencia en estas competencias, una de las cuales permite comprender la dejadez en la que está instalada Alicante, como es:
þ La homologación definitiva de todo el mobiliario urbano, adecuándolo al entorno al que va destinado. La roña, cuando no la rotura, los desperfectos y hasta la cutrez del mobiliario urbano de la ciudad está a la vista de todos con solo salir a cualquier calle.
Empleo y Desarrollo Económico
Grado de cumplimiento: 5 %Grado de incumplimiento: 95 %
Estamos ante unos de los espacios clave para los alicantinos, en la medida en que determina sus posibilidades de empleo, de inserción laboral y en definitiva, de creación de riqueza y puestos de trabajo en el marco de la generación de una economía diversificada. Y sin embargo, en estas materias, de los 19 compromisos recogidos en el Programa Electoral del PP, únicamente se habría cumplido 1 de ellos, mientras que se han incumplido otros 18. Hablamos por tanto de un tremendo fracaso, en línea con el declive económico e industrial de esta ciudad, que se traduce en ser una de las pocas ciudades que ha visto aumentar el nivel de desempleados en los últimos años en el INEM.
Debemos recordar algunos de los compromisos incumplidos por el PP para tener una idea de la irresponsabilidad política en que está sumida esta ciudad:
þ Elaboración del Plan Estratégico “Alicante 2010”þ Creación de 20.000 empleos estables y de calidad en la ciudadþ Creación de un vivero de empresas de servicios en el área de San Franciscoþ Disponibilidad de 2 millones de metros cuadrados de suelo industrial
Juventud
Grado de cumplimiento: 18%Grado de incumplimiento: 82 %
En materia de juventud, de los 11 compromisos recogidos en el Programa Electoral del PP, únicamente se habrían cumplido 2 de ellos, mientras que se habrían incumplido otras 9.
Algunos de los incumplimientos son particularmente significativos, como:
þ Facilitar la construcción de 3.000 viviendas de régimen de alquiler especial para jóvenes.þ Puesta en marcha del programa jóvenes y salud “la nevera”þ Aperturas de salas de estudio 24 horasþ Construcción de un nuevo centro de recursos para la juventud en la zona de la Albufereta-Playa de San Juan-Cabo Huertas
Informática
Grado de cumplimiento: 20 %Grado de incumplimiento: 80 %
En esta área, de los 5 compromisos recogidos en el Programa Electoral del PP, únicamente se habría cumplido 1 de ellos, mientras que se habrían incumplido otros 4.
Nos parece importante destacar el cierre del Foro Ciudadano existente en la página Web Municipal, y que mantenía debates abiertos sobre temas candentes y relevantes, contando con una amplia oposición a la política municipal en diferentes materias (limpieza, barrios, Plan Rabassa), y que fue clausurada precisamente para silenciar voces contrarias a la política del PP.

jueves, 5 de julio de 2007

LA PLATAFORMA DE INICIATIVAS CIUDADANAS CONVOCA A LAS ORGANIZACIONES QUE SE OPONEN AL PLAN RABASSA

La reunión se celebrará en la sede de CCOO (Avda. De salamanca) el jueves 6 de julio, a las 19’30h.Han confirmado su asistencia CCOO, UGT, la Unió, Colectivo de Comerciantes de Alicante, PSOE, EU, Esquerra Verda-els Verds, Bloc, Vecinos por Alicante, Ecologistas en Acción, Adena, Amigos de los humedales del sur, Plataforma por la movilidad en l’Alacantí y Colegio de Arquitectos.Hace muchos años que una convocatoria no concitaba tanto apoyo.

En la reunión se presentará un informe jurídico sobre los pasos que debe dar el Plan Rabassa a partir de ahora y se propondrán acciones para mantener la movilización sobre el plan. Igualmente, la plataforma insistirá en la presentación de su propuesta de decálogo para el pgou.Aparte de esta convocatoria, la PLATAFORMA DE INICIATIVAS CIUDADANAS se opone radicalmente al incremento de plantas en el antiguo edificio de Telefónica, en la Avenida de la Constitución.

Considera que ya es insoportable la degradación del escaso patrimonio histórico que le va quedando a la ciudad. Parece increíble que los técnicos y los representantes políticos –incluidos, sorprendentemente, los del PSOE- todavía duden de los perniciosos efectos de actuaciones como esta tras ver lo que sucedió en el antiguo Gobierno Militar. Nos podemos encontrar ante la enésima muestra de falta de respeto a la memoria y a la identidad de Alicante.