lunes, 22 de diciembre de 2008




PROYECTO DE PGOU:
UN DOCUMENTO POLÍTICAMENTE INSUFICIENTE Y TRAMPOSO


Después de semanas de estudio y análisis del proyecto de PGOU, estamos en condiciones de avanzar algunas conclusiones críticas preliminares que guiarán las alegaciones que la PLATAFORMA DE INICIATIVAS CIUDADANAS, en parte en colaboración con otros colectivos ciudadanos, presentará próximamente.

UN DOCUMENTO POLÍTICO BAJO SOSPECHA.-

No es imposible descubrir en el proyecto algunas buenas intenciones, como las referidas a una mejor protección del patrimonio histórico-artístico o el intento de apostar por una ciudad compacta. Sin embargo tales aspectos positivos contrastan con el desarrollo real de la ciudad en los años anteriores y, más allá de algunas consideraciones técnicas concretas, es perfectamente lógico desconfiar de quien ahora defiende determinados postulados cuando en el periodo precedente se actuó de manera contradictoria con el modelo que ahora aparentemente preconiza, sin haber reconocido el más mínimo error en la gestión. No es casualidad que el PGOU haya sido “cosa de dos”: la Alcaldesa y el Redactor del proyecto; de esta manera ella ha tratado de esconderse tras el técnico y, a la vez, precisamente, ha tratado de difundir la idea de que nos encontramos ante un “documento profesional” en el que los principios, valores y objetivos políticos no aparecen: esa despolitización del urbanismo es, en sí misma, una manifiesta opción política fuertemente conservadora.

Como se ha manifestado desde diversas perspectivas, el Proyecto está siendo un difundido –“vendido” propagandísticamante- pero se elaborado casi sin participación. Incluso vulnerando algunas normas, en el proceso de redacción no se ha tenido en cuenta la opinión de colectivos ciudadanos, profesionales, etc., aunque sí, al parecer, fue previamente conocido por algunos empresarios de la construcción. Esta falta de una verdadera participación pública es una de las principales debilidades de esta revisión del PGOU. Conectado con esto está la enorme complejidad de la documentación expuesta, en muchos casos textos yuxtapuestos sin conexión lógica entre sí. También se ha confundido torticeramente lo exigido legalmente para la participación con documentos realizados sin atenerse a esos procedimientos, como sucede con el Estudio de Paisaje o el de Sostenibilidad Ambiental. También se echa en falta el cumplimiento de la obligación legal (art. 11.3 de la Ley de Suelo) de incluir entre la documentación un “resumen ejecutivo” de las alteraciones de planeamiento, para facilitar su estudio.

Además se da la asombrosa –e ilegal- circunstancia de que en el Acuerdo de la exposición pública del Plan no se suspenden las licencias -aparte de las discotecas en el Centro- y acuerdos de programación que pudieran ser contradictorios con el nuevo Plan. Es como si no se creyeran demasiado lo que están proponiendo, o, incluso, como un aviso a navegantes para que se apresuren a realizar actuaciones o demoler edificios que se pretenden proteger, antes de que el Plan entre en vigor. Nada hace prever que las alegaciones importantes sean atendidas, ya que tampoco está habiendo un auténtico proceso de diálogo en torno a los grandes temas. No cabe duda de que nos encontramos ante un documento presidido por una gran paradoja: tras muchos años de espera, ha sido redactado con una precipitación enorme y al redactor se le han impuesto una gran cantidad de aspectos sin la debida reflexión. Sospecha y chapuza política son, así, las dos primeras valoraciones posibles.

UN DOCUMENTO PARA UNA CIUDAD AISLADA.-

Con independencia de algunos esfuerzos de los redactores, el proyecto aparece incomunicado de realidades que comprometen de manera evidente, y creciente, el marco urbano en su conjunto. La ciudad aparece, por un lado, aislada de su entorno y, por otro, en algunos aspectos, los desarrollos se presentan fragmentariamente, sin ambicionar una respuesta global y legible para el “todo ciudadano”. Así, no existe ningún intento profundo de incardinar el PGOU con el entorno metropolitano, no están resueltas las relaciones con el Puerto o en la zona litoral –más allá de algún dibujo indicativo que, en realidad, a nada obliga-, no existe una consideración global sobre las dotaciones que dieran sentido a Alicante como ciudad diferenciada en el marco de la Comunidad Valenciana, etc. El PGOU, más allá de las disposiciones legales, debe ser la gran ocasión para debatir y decidir “el lugar” de esa ciudad en un mundo cambiante y agitado y, desde luego, es manifiestamente absurdo que Alicante no lidere reformas que permitan establecer ese marco metropolitano esencial para su vida futura. En otro orden de cosas no hay un estudio global de alteraciones posibles en el paisaje urbano con el impacto de obras de notable altura.


UN DOCUMENTO PARA UNA CIUDAD SIN UN FUTURO DEFINIDO.-

En la misma lógica del punto anterior el proyecto carece de la Memoria de Sostenibilidad Económica al que obliga la vigente Ley del Suelo. Cuando se ha preguntado por la cuestión, se han recibido evasivas que nada aclaran. Pero es evidente que concurren tres circunstancias: A) No se han tomado en consideración los Planes Estratégicos que se han propuesto y se están debatiendo por parte de diversas instituciones: siendo cierto que no están aprobados, nada hubiera costado una aproximación a las necesidades que allí se detectan y a algunas recomendaciones que van perfilándose. B) Es un proyecto que no ha integrado las nuevas realidades y condicionantes que impone la crisis que, desde luego, alterará gravemente las evaluación del empleo. C) La reserva de suelo industrial que se efectúa es positiva, pero, por sí misma, no supone un activo decisivo para la atracción de empresas de alta cualificación tecnológica.

Desde estos puntos de vista el PGOU no ayudará a generar empleo en el medio plazo y, probablemente, ayudará a su destrucción potencial al liberalizar la instalación de grandes superficies, que se intenta justificar por la pretendida oposición de la UE a las limitaciones a la competencia, argumento que no se sostiene por el elevado número de grandes superficies con las que ya cuenta Alicante y que, llevado a sus últimas consecuencias, impediría que el Ayuntamiento interviniera, con su política del suelo, en la actividad económica. En todo caso la ciudad global no aparece como un factor de competitividad, sino que permanece cautiva de un pensamiento anquilosado que sólo la contempla como territorio para la competición de los particulares, como ocasión de enriquecimiento que, en demasiadas ocasiones, ha de pasar por encima de los intereses públicos.

UN DOCUMENTO PRISIONERO DE LA LÓGICA DEL LADRILLO.-

Los puntos indicados en los párrafos precedentes fraguan y adquieren plenamente sentido cuando se advierte que la sobredeterminación que articula todo el proyecto es el de seguir construyendo inmoderadamente, fiando a que eso seguirá siendo la principal fuente de generación de riqueza, según un modelo fracasado, principal causa y consecuencia de la actual crisis económica, que para el Plan parece no existir. Insólitamente se trata de un plan expansionista, con una reclasificación de 13 millones de metros cuadrados de suelo, que la propia Consellería ha considerado como un crecimiento excesivo a corto y medio plazo (informe del Servicio de Coordinación Territorial de 23.09.08). Ello contrasta con las benévolas intenciones acerca de compactar la ciudad o de abordar la regeneración de zonas deterioradas, pues, más allá de algunas medidas técnicas paliativas, sigue dibujado como objetivo del PGOU facilitar al máximo la construcción. No es casualidad que se falsifique la realidad al hablar del Plan Rabassa como PAI “en ejecución”, cuando es obvio que ni siquiera está aprobado definitivamente; que incluya un Plan de la Condomina -Torres de la Huerta- con más viviendas prevista que en Rabassa, que, además, acaba con la posibilidad de rescatar algún pedazo de los antiguos cultivos de la huerta tradicional y del patrimonio histórico y etnológico asociados a ella; que prepare el camino para acabar con partidas rurales; que acepte las alturas excesivas en la Sangueta que afectarán a la imagen de la ciudad, a su paisaje urbano y al hito de la Serra Grossa o que no impugne las construcciones excesivas previstas en la zona del soterramiento de Renfe.

En cuanto a los "parques naturales" que se presentan como el gran éxito del proyecto, al prever 5,5 millones de metros cuadrados de grandes zonas verdes, en realidad se trata de una obligación legal que consolida el modelo desarrollista y depende de él: hay que ceder por cada metro cuadrado nuevo que se recalifica el equivalente ponderado para parque natural, o sea, que si no se desarrollan las grandes actuaciones urbanísticas del PGOU no habrá parques naturales, que, además, son zonas que luego el Ayuntamiento deberá reconvertir y mantener, ya que los propietarios sólo ceden el suelo a cambio de edificabilidad en otro lugar, pero no urbanizan el parque: ¿de dónde y cuándo sacará el dinero el Ayuntamiento?; se ignora, porque, entre otras cosas, como ya se ha dicho, no se aporta el obligatorio informe de sostenibilidad económica.

UN DOCUMENTO QUE HACE TRAMPAS CON EL TIEMPO.-

Es obvio que el PP ha dispuesto de años de bonanza económica para presentar un PGOU en mejores condiciones y que, si no lo ha hecho, ha sido por una mezcla de incompetencia y de deseo de perpetuar una cierta “ley de la selva” que favorecía algunas prácticas de promoción urbanísticas muy características. Lo dicho anteriormente, pues, puede entenderse políticamente como la cuadratura del círculo, como el compromiso entre aprobar un PGOU que actúe bajo las mismas reglas desestructuradas y que, a la vez, sirva para salvar la cara al PP, al borde de la ilegalidad por su atraso. La varita mágica, el artefacto para permitir la trampa, consiste en la duración del PGOU propuesto, que es de 25 años, basándose en un estudio demográfico más que dudoso. En realidad esa cifra se desliza solapadamente en la Memoria Justificativa, aunque ha sido reiterada, machaconamente repetida, en los actos de promoción del proyecto, por su redactor y la Alcaldesa.

Conviene recordar que la legislación vigente aconseja que el PGOU se elabore para 10 años aproximadamente, lo que parece más razonable. Baste recordar que el anterior PGOU, que había quedado obsoleto, entró en vigor en 1987, o sea, hace 19 años. Causa estupor pensar que se pretende ahora planificar la ciudad para un cuarto de siglo, que coincide con la primera crisis de la globalización, cuyos efectos sobre la inmigración, el tipo de economía o el medio ambiente ignoramos casi completamente. Hablar de 25 años, en estas circunstancias, es tanto como hacer un documento por tiempo indefinido que, por lo tanto, pervierte sus propias intenciones, ya que, cuando se plantean objeciones sobre el territorio a construir, el número de viviendas o las relaciones con el entorno, inmediatamente se escucha la replica de que 25 años dan para mucho… ¡Y tanto! Dan, exactamente, para que el desarrollo concreto y real de la ciudad construida vaya haciéndose desde fuera de las instituciones públicas, primando los intereses coyunturales y privados sobre los colectivos. Y dan para las mejores excusas para aplazar sine die la realización de las propuestas sensatas y urgentes, como las relativas a dotaciones en la ciudad consolidada que, sin embargo, no existen el Proyecto.

Por todo ello nuestra valoración global del Proyecto de PGOU es manifiestamente negativa, por lo que efectuamos un llamamiento a la sociedad civil alicantina para hacer oír sus voces, presentar las críticas pertinentes y formular alegaciones para que, al menos, sepamos, en muchas materias, cuál va a ser la posición política real del PP sobre el urbanismo de Alicante para los próximos años.

viernes, 19 de diciembre de 2008





PROPUESTA DE ALTERNATIVAS DE LA PLATAFORMA DE INICIATIVAS CIUDADANAS PARA EL FUTURO DE DIVERSOS EDIFICIOS PÚBLICOS EN LA ZONA DE LA ANTIGUA ESTACIÓN DE AUTOBUSES

A la vista de las diversas y contradictorias informaciones publicadas sobre el futuro de la Estación de Autobuses y su entorno, la PLATAFORMA DE INICIATIVAS CIUDADANAS formulas las siguientes OPINIONES Y PROPUESTAS:

1.- El patrimonio histórico-artístico de Alicante, como se ha dicho en muchas ocasiones, quizá sea modesto en comparación con el de otras ciudades, pero ello, lejos de ser un argumento a favor del derribo de lo existente, debería serlo a favor de su conservación, sobre todo si, como es el caso, el patrimonio público es susceptible de ser puesto en valor y uso colectivo.

2. Es evidente la necesidad de protección del edificio, su importancia justificaría su declaración como Bien de Relevancia Local. Su valor del edificio viene avalado por su inclusión sistemática en todos los catálogos de arquitectura de ámbito local (Guía de Arquitectura de Alacant, tomo 2, CTAA, 1980), provincial (Guía de arquitectura de la provincia de Alicante, CTAA, 1999), autonómico (Registro de arquitectura del siglo XX de la Comunidad Valenciana, UPV, COACV, IVE y COPUT, 2002) e, incluso, nacional (Registro SUDOE de arquitectura del siglo XX en España, Gibraltar y de ocho regiones francesas, DOCOMOMO Ibérico, Fundación Mies van der Rohe, Gobierno de Gibraltar, Arc en rêve centre d’architecture, 2007). Se citan estos catálogos por considerarse documentos que sirven, de forma muy directa, como punto de referencia para cualquier documento urbanístico de protección (catálogo) pero, evidentemente la bibliografía sobre el edificio de la estación de autobuses de Alicante podría ser bastante más extensa, evidentemente su enumeración detallada escapa a los objetivos de este documento-propuesta.

3.- Partiendo de la premisa anterior, no es preciso insistir más en el valor constructivo y simbólico del edificio de la actual Estación de Autobuses, incluyendo las marquesinas, pues conforman una unidad conceptual esencial. Así lo reconoce el proyecto de PGOU que en este momento se debate, que postula para el conjunto un grado de protección parcial, susceptible de adaptaciones a diversos usos. El edificio encierra los murales de Gastón Castelló, muy asociados a la construcción del imaginario simbólico alicantino y que se encuentran, en este momento, muy mal conservados. Sus dimensiones y significado hacen muy improbable que pudieran ubicarse en cualquier otro lugar. En todo caso el Ayuntamiento debería asegurar con carácter de urgencia su conservación.

4.-El edificio de la Estación de Autobuses, recordemos, es un gran espacio de doble altura volcado al espacio exterior con las marquesinas al que numerosas celdas con sus altillos -actuales puestos de venta-, con un acceso axial principal vinculado a zonas comerciales -cafetería, kiosco-, además de una escalera de acceso a espacios compartimentados en la planta superior, asó como escaleras subterráneas de acceso a los andenes de los autobuses. Se configura así como un contenedor construido que posee una gran versatilidad de adecuación a los usos que requiera cualquier programa de necesidades.

5.- Es un signo de la descoordinación e improvisación municipal lo indicado en el PGOU y, a la vez, la convocatoria de un concurso que contempla dos ideas: o el derribo completo o, al menos, el de las marquesinas, para hacer un parking subterráneo y una plaza. Parece aconsejable, en cualquier caso, suspender inmediatamente dicho concurso, o modificar sus bases respecto al edificio de la estación de autobuses, asegurando la conservación estricta del conjunto, en consonancia con lo propuesto en el PGOU.

6.- Por otra parte es inaudito que el concurso de ideas se realice sin definir previamente el uso posible del conjunto y de cada una de sus piezas, lo que es especialmente dramático en un centro urbano muy necesitado de dotaciones de diverso tipo.

7.- Siempre es deseable contar con las opiniones de los vecinos para definir usos alternativos de futuro, pero no parece de recibo que en el centro urbano únicamente opinen los vecinos directos en materias que afectan al conjunto de la ciudad y ateniéndose sólo a necesidades urgentes, sin la opinión de otras voces, especialistas diversos, etc.

8.- El derribo de la Estación de Autobuses y la mera instalación de la plaza y el parking, generaría un lugar que, con toda probabilidad, no sólo desaprovecharía su potencial sino que, incluso, platearía problemas sobreañadidos en horarios nocturnos. Frente a ello parece necesaria una correcta e imaginativa ordenación del lugar que, a la vez, garantizara la pervivencia de un hito que jerarquice un espacio urbano complejo y que provoque flujos de personas, impidiendo así la plausible degradación de la zona y sirviendo para reactivar el comercio y la valorización como zona hostelera.

9.- En cualquier caso, la existencia del parking debe estar subordinada a la conservación de los elementos señalados como el conjunto a proteger y a la aparición de una zona verde. Además, debería reservase a residentes: un parking de rotación agravaría considerablemente los problemas de tráfico de la zona y repercutiría negativamente en la habitabilidad de la plaza. En cualquier caso el parking, en el concurso de ideas planteado, debiera definirse únicamente a nivel de programa de necesidades (número de plazas) y no, como se hace, dando una solución formal a nivel de proyecto básico, que condiciona en exceso el proyecto y la creatividad –la calidad en suma- del diseño. Incluso en la opción de las bases del concurso que mantiene el edificio de la estación de autobuses, el parking planteado obstaculiza la correcta puesta en valor del edificio, dificultando su permeabilidad con el espacio público.

10.- Hasta ahora nos hemos referido a la Estación de Autobuses como conjunto integral pero hay que recordar que nos encontramos ante la gran oportunidad de reordenar toda la zona dotándola de mayor sentido. No parece que haya voces que se alcen contra el derribo de los bloques de viviendas de funcionarios municipales, una vez que se les haya asegurado unas viviendas de reemplazo dignas y adecuadas. Ese espacio debería dedicarse a la plaza, que tendría continuidad hasta el actual edificio de la Estación, integrando las marquesinas que deberían ser un elemento complementario del mismo espacio abierto de gran utilidad, generando ámbitos de sombra y articulando la ornamentación de la plaza.

11.- Pero, además, hay que incluir en este bloque los edificios correspondientes al antiguo cuartel de bomberos y los del antiguo “grupo de bombeo” que se han utilizado también para otros servicios municipales –almacén, talleres…-, con independencia de que se puedan derribar algunas naves posteriores de poco valor arquitectónico. El espacio entre la manzana de la Estación de Autobuses y estos otros edificios, una vez redireccionado el tráfico, debería integrarse en la plaza y servir también, en las condiciones dichas, para el parking. La coexistencia en el mismo entorno de tantos edificios de propiedad municipal, definen un gran potencial de cara a la generación de un espacio urbano, de carácter público (espacios libres más equipamientos) que configure el centro cívico del barrio de ensanche (excesivamente denso y alto) en que se encuentran.

12.- Partiendo de la versatilidad de los edificios, se pueden hacer numerosas propuestas diferentes. Hay que señalar que las que se enumeran a continuación se hacen a partir de la limitada información que se dispone, si bien podrían servir, en todo caso, como directrices genéricas para el concurso de rehabilitación. Por otra parte estas propuestas, o cualquier otra de una cierta envergadura, chocan con un problema: la inexistencia en Alicante de un Plan de Infraestructuras Culturales que defina prioridades, ritmos de implantación, fuentes de financiación, integración en planes comunitarios, etc., todo ello elaborado tras un debate en el que se implique la sociedad civil, la UA, especialistas, creadores, etc. En los últimos años han menudeado las propuestas –de distinto valor e importancia- de índole cultural basadas siempre en la precipitación, sin atender a un programa general como el que se propone. De todos modos, como se apreciará, no todas las propuestas son estrictamente calificables como “culturales”, si bien, al referirnos siempre a un conjunto articulado, merece la pena tener presente lo dicho.

13.- Por todo ello se propone las actuaciones generales de uso siguientes:
- -Cuartel de bomberos: Museo de Bomberos, con piezas de la historia del cuerpo de bomberos, protección civil, policía municipal… Con especial atención a la imagen de los riesgos naturales y sociales típicos de Alicante –inundaciones, la cremà…- y la forma de controlarlos.
- -“Grupo de bombeo”: centro general de acciones y recursos para la “cultura y el ocio infantil”, con ludoteca pública, zona cubierta de juegos, biblioteca infantil, cuentacuentos, títeres, teatro, acciones de creación plásticas, formación de monitores, etc. Podría gestionarse en colaboración con la Facultad de Educación de la UA.
- -Oficinas de la Estación de Autobuses: Centro para la Participación con locales de la Concejalía, espacios para la exposición al público y debates de planes municipales, cursos de formación; locales para asociaciones de la zona; hotel de asociaciones.

- -Nave de la Estación de Autobuses: gran zona multiusos, conectada al máximo con la plaza, con varios espacios que existieran de manera cuasi-permanente pero que pudieran, si fuera necesario, retirarse:
- -Espacio Gastón: interpretación de los murales y el contexto de su realización; imágenes fotográficas y videográficas de G. Castelló, resumen biográfico.
- -Espacio Transportes: con imágenes, planos, etc., sobre historia del edificio, de los transportes en Alicante, inicios del turismo, etc.
- -Espacio Gráfico: para exposiciones de fotografía, renovadas trimestralmente.
-
Como se indica, podrían retirarse para dejar el espacio total diáfano para la celebración de fiestas públicas –p.ej. en Carnavales, Hogueras o Nocheviejas-, exposiciones más grandes o actividades ligadas a los usos asociados al conjunto, como un festival de teatro infantil, concentración de nanos i gegants, exposición al público de grandes proyectos municipales o acciones sobre promoción de riesgos, ferias de voluntariado, etc.


Este artículo ha sido elaborado con la colaboración de diversos especialistas, pertenecientes o no a la PIC, en nombre de ésta firman: MANUEL ALCARAZ RAMOS, JOSÉ RAMÓN NAVARRO VERA, JORGE OLCINA, ARACELI PERICÁS, ERNEST BLASCO, JOSÉ MARIA ASENCIO, RAMIRO MUÑOZ, PERE MIQUEL CAMPOS, ROSANA ARQUES, REME AMAT, RAFAEL BONET, JUAN ÁNGEL CONCA, CLEMENTE HERNÁNDEZ, MARIO SERRA

viernes, 12 de diciembre de 2008


LA PLATAFORMA DE INICIATIVAS CIUDADANAS CONSIDERA EGOISTAS LAS ALEGACIONES DE PROVIA AL PLAN GENERAL DE ALICANTE

Para PROVIA, “todo territorio no construido, es una molestia”


Las alegaciones que han presentado al PGOU de la ciudad los promotores inmobiliarios asociados en PROVIA son profundamente insolidarias y egoístas a juicio de la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas. Solicitar una reducción de las viviendas de Protección Oficial es negarse abiertamente a que los ciudadanos más desfavorecidos y más vulnerables a la crisis, puedan afrontarla con cierta esperanza.

Estos promotores son los mismos que, en el reciente pasado y aún ahora, han hecho sus negocios y pretenden seguir haciéndolo apelando a la necesidad de viviendas. Ciertamente, lo único que pretenden es garantizarse , en un futuro, tasas de beneficios similares a las conseguidas hasta ahora. No les importa, a juicio de la PIC , que eso sea imposible en un horizonte más o menos previsible; lo que pone de manifiesto su incapacidad intelectual para pensar en nuevos modos de actuación y de negocio.

Las alegaciones de PROVIA que apelan a la reducción de suelo rústico son el efecto de pensar única y exclusivamente en que “todo territorio no construido, molesta”. Ignoran con evidente cinismo cualquier criterio de equilibrio territorial y , menos aún, de sostenibilidad medioambiental. Estos promotores no buscan una ciudad para todos, sino el enriquecimiento de unos pocos a costa de la mayoría.

La PIC califica de ignorantes a estos agentes promotores que demandan la reducción de zonas verdes y parques naturales, ya que esas dotaciones , de acuerdo con la ley vigente, se construirán en la medida que se urbanicen espacios de la ciudad de Alicante y su término municipal.

La Plataforma de Iniciativas Ciudadanas considera que la actuación de PROVIA que hemos conocido hoy responde al desacuerdo entre los diferentes beneficiarios de la política desarrollista y desordenada al máximo del urbanismo “ejecutado” los últimos años en Alicante. Al menos, los grandes constructores alimentan públicamente sus peticiones en la necesidad de más viviendas de Protección Oficial, afirmación sobre la que también tenemos serias y más que razonables dudas de que responda a un deseo real y , sobre todo, de que, si finalmente se construyen, sean accesibles a los más necesitados.


Finalmente, destacar que las alegaciones de PROVIA son el efecto de la idea central del proyecto del PGOU: la filosofía principal responde a un sector de la “economía del ladrillo” que única y exclusivamente quiere asegurarse una parte del futuro pastel, ante un plan prisionero del crecimiento indiscriminado, voraz y depredador de la construcción en una recalificación masiva de suelo y en el retraso constante de proyectos globales, racionales y a largo plazo(se habla de 25 años).

La PIC manifiesta su gran preocupación por lo que, cada día más, abre un escenario que niega la participación ciudadana en este Plan General. En paralelo, el ayuntamiento de Alicante podría seguir negociando con otros sectores poderosos, para acabar pariendo un PGOU restringido en proyectos y realizaciones.

Algo que, a través de ciertas maniobras, haría aparecer a la alcaldesa de Alicante como una centrista que mediaría entre SU proyecto y las peticiones que se atenderían procedentes de esos sectores. Todo ello acabaría por endurecer aún más un crecimiento absurdo e insaciable.


Alicante, 30 diciembre 2008

Feliz 2009!
P.M.C.
Prensa PIC












miércoles, 26 de noviembre de 2008

martes, 21 de octubre de 2008




ASAMBLEA ANUAL EXTRAORDINARIA

Cada inicio de Curso realizamos una Asamblea Extraordinaria en la que analizamos las perspectivas más importantes para Alicante.

LA SITUACIÓN DE LA CIUDAD: CRISIS ECONÓMICA Y ESTANCAMIENTO POLÍTICO

1.1.-En el Documento de la Asamblea Anual del Curso pasado indicábamos nuestra preocupación por la crisis económica, y por sus repercusiones sociales, que se cernía sobre Alicante. Hoy, desgraciadamente, se ve absolutamente confirmada la idea. Aun careciendo de datos contrastados, conocemos bastante de la realidad como para afirmar que nos hemos asentado en una importante crisis. Es cierto que ésta no se produce sólo en Alicante, pero lo esencial es que analicemos y comprendamos las formas concretas que la crisis adoptará en nuestra ciudad, sólo de esta manera se podrán minimizar sus efectos y contribuir a que su superación se produzca cuanto antes y del mejor modo posible. La PIC sólo puede hacer algunas reflexiones, pero podemos y debemos exigir a las fuerzas políticas que conviertan la cuestión en eje central de su actuación y propuestas, así como apelar a grupos ciudadanos, especialistas, profesionales y medios de comunicación para que contribuyan al debate y búsqueda de soluciones.

1.2.- Podemos predecir que la crisis será comparativamente más grave en Alicante que en otros lugares por la rigidez de su modelo productivo, esencialmente confiado, en los últimos años, en el mercado inmobiliario que está siendo el centro de la misma crisis. Ello significa, ante todo, apreciar que esos años han sido una etapa perdida para promover políticas activas para la diversificación económica local, así como para multiplicar el destino de las inversiones. Años perdidos, también, para la incorporación de Alicante a la economía del conocimiento y para su identificación y posicionamiento en el nuevo mapa de ciudades que se ha ido gestando. La crisis inmobiliaria no afecta sólo a ese sector, sino que se extienda a otros, como el pequeño comercio, con una estructura muy susceptible de sufrir las restricciones en el consumo, y lo mismo podemos decir de otros sectores como los ligados a la automoción, etc. Por otra parte, la ausencia de incentivos a la economía industrial está suponiendo el cierre de fábricas y otras empresas. En cuanto a los ingresos turísticos aún es pronto para aventurar el futuro, pero no parece demasiado halagüeño. En este panorama sólo aparecen dos datos relativamente alentadores: la elaboración de Planes Estratégicos a cargo de la Cámara de Comercio e instituciones públicas y el Parque Tecnológico y la ampliación de la UA. Sin embargo esos Planes Estratégicos –pedidos siempre por la PIC- todavía han de definirse mejor, siendo inoportuna su dispersión. El Parque Tecnológico todavía no ha encontrado un impulso decidido por los poderes locales y autonómico. Por lo demás, cada día es más evidente que las políticas centradas en el término municipal alicantino, sin perspectiva metropolitana, carecen de sentido.

1.3.- El anárquico modelo inmobiliario, desarrollado en los últimos años sin una visión de conjunto de la ciudad, sin atender a otras consideraciones que no fuera la ganancia inmediata de unos pocos, con sospechas de albergar comportamientos corruptos y sin aplicar criterios de sostenibilidad, es indisociable de la forma específica de crisis económica actual. Al absorber inversiones inmoderadamente y al dibujar una ciudad de ricos junto a una ciudad destinada al olvido, ha impedido la modernización global de Alicante y ha generado en el tejido ciudadano insolidarios mensajes de “todo vale”, de falta de aprecio por el patrimonio heredado y de hábitos de diálogo y transparencia. Al final del periodo alcista comprobamos que la gran promesa, o sea, la satisfacción de las necesidades de vivienda, ha quedado insatisfecha. Ello revela que no se ha atendido a la necesidad, sino a la demanda, que no es lo mismo, lo que ha favorecido comportamientos especulativos e inviables para el futuro. Por ello, los intentos de proseguir con el modelo, cuyo mejor ejemplo es el empecinamiento en el Plan Rabassa, no obedecen a ninguna lógica de interés público, ya que la demanda de vivienda se ha reducido bruscamente. Nos encontramos, pues, con residuos del ciclo anterior y con el intento de algunos empresarios de controlar suelo para extorsionar el futuro de la ciudad y para estar en la mejor situación de salida cuando el ciclo vuelva a ser positivo. Por todo ello hay que renunciar la mito de que la crisis, al menos, trae el fin del modelo desarrollista de crecimiento: sin duda algunos pésimos empresarios desaparecen del mercado pero otros se ajustan y encastillan en sus métodos de capitalismo de municipio, y los poderes públicos, incapaces de imaginar alternativas, no sólo tratan de proseguir con la misma dinámica sino que, gozosa y estúpidamente, se suman la fiesta con propuestas de miles de viviendas, en torres a desarrollar junto a equipamientos o infraestructuras urbanas como el Palacio de Congresos en La Sangueta o en el soterramiento de las vías.

1.4.- Pero la crisis no puede reducirse a cálculos generales, sino que, precisamente en el ámbito urbano, es donde alcanzan pleno significado e intensidad sus repercusiones humanas concretas. No es aventurado predecir que, en una medida que aún no podemos saber, pero que será muy preocupante, el desempleo va a azotar a los trabajadores y trabajadoras en Alicante y que se incrementará el número de personas bajo umbrales de pobreza. Igualmente hay que advertir que el crecimiento de la desigualdad no se hará de manera lineal, sino que afectará de manera especial a aquellos segmentos de la población que estaban ya en peores situaciones de partida –mujeres, mayores, jóvenes…-. Especial mención merecen los inmigrantes que, atraídos por la bonanza económica, pueden encontrarse ahora muy desasistidos. Con independencia de otras consideraciones hay que insistir en que esta dinámica es, a la vez, causa y efecto, de la dualidad urbana promovida en Alicante en los últimos años, que ha modificado las expectativas de rentabilizar la vivienda –en muchos casos la única propiedad significativa- según su ubicación, que ha promovido la marca de exclusión que significa vivir en ciertos barrios, así como la emergencia de fenómenos de chabolismo vertical o la desigualdad en el acceso al transporte o a servicios públicos. Por todo ello la PIC considera urgente: A) Elaborar planes específicos de atención a personas y grupos particularmente afectados por la crisis. B) Atender de manera preferente en las políticas urbanísticas y de vivienda a la atenuación y superación de la creciente desigualdad, con planes integrales urgentes para ciertas zonas. C) Promover una movilización de las conciencias en pro de la solidaridad activa con los más desfavorecidos, con propuestas políticas, sociales, campañas de información, etc.

1.5.- Advertir sobre las más preocupantes dimensiones de la crisis, y ubicar estas reflexiones en el centro de las actuaciones y propuestas de la PIC para este Curso, no significa negar la posibilidad de esperanza. Pero no una esperanza abstracta y publicitaria, sino una esperanza construida o, lo que es lo mismo, la obligación asumida desde posiciones críticas de formular propuestas generales que, configurando un espacio público solidario, contribuyan a mejorar las expectativas, reconstruir el tejido social y generar instrumentos de salida positiva de la crisis. Desde este punto de vista la acción preferente de la PIC se orientará: A) Promover áreas de conocimiento, diálogo y acuerdo sobre la realidad de la crisis, impidiendo su ocultamiento y permitiendo la emergencia de alternativas; con convocatorias a todos los sectores y grupos sociales. B) Continuar explicando públicamente los vínculos entre la forma concreta de la crisis, el modelo de crecimiento y la forma de la ciudad. C) Buscar definiciones estratégicas y consensos ciudadanos en torno a la incorporación de Alicante a las dinámicas de la globalización, desde el punto de vista preferente de su integración en la economía del conocimiento, de la preservación del patrimonio heredado como seña de identidad para el futuro, así como de su renovación urbanística, paisajística y arquitectónica y de la ubicación de Alicante en las nuevas redes de ciudades. D) Contribuir a generar mayorías sociales favorables a valores de solidaridad.

1.6.- La realidad política de la ciudad sigue siendo átona. Se puede afirmar que ni desde el gobierno local, ni desde la oposición, están apareciendo propuestas creíbles y eficaces para abordar la crisis en todas sus dimensiones. El panorama es muy preocupante, y las promesas incumplidas y las contradicciones acumuladas no pueden ocultarse con acciones puntuales como la celebración de la Volvo Race. A falta de definiciones claras, el modelo del PP sigue siendo el de estirar de la ya rota cuerda del beneficio inmobiliario, sabiendo que ello es imposible, salvo en los términos de favorecer a unos pocos a los que antes hemos aludido. Y ello con un más que sombrío panorama en la fiscalidad municipal. Esto, en conjunto, augura restricciones a los servicios públicos y en acciones que promuevan la solidaridad y equidad. El gobierno local sigue estando desligado de la promoción de la economía real fuera del ladrillo, e insensible a los requerimientos ciudadanos en materias tales como el futuro del puerto, la mejora del transporte público, la generación de condiciones de mejora paisajística y de cuidado del medio ambiente, etc.

1.7.- En esta dinámica la dimisión de Luis Díaz Alperi no supone un cambio trascendental. Hemos calificado la gestión de Alperi como la más nefasta de los periodos democráticos de Alicante. En ella hemos asistido a un crecimiento que pasará facturas por décadas, así como a déficits integrales en el modelo urbano y en su proyección futura a los que aludimos antes. Ha sido el Alcalde de la sospecha y de la degradación de la transparencia y del diálogo ciudadano. Nadie como él, con su autosatisfacción, representa mejor las tendencias a la desigualdad, a la entronización de la ignorancia, a la improvisación y, en definitiva, al atraso de Alicante respecto de otras ciudades, incapaz de aprovechar el ciclo alto de la economía para diseñar un futuro mejor. Nunca ha pretendido liderar la sociedad alicantina y ha preferido ser el representante de una élite antes que de los intereses comunes. Las realizaciones hechas en su mandato se deben a otras administraciones y ni siquiera éstas se han producido con plena eficacia y consenso ciudadano. Seguimos sin saber las circunstancias concretas de su dimisión –turbio hasta el final- pero, desde luego, no obedecen a ningún criterio de beneficio de la ciudad, que abandona en el momento en que la crisis avanza. A su sucesora, Sonia Castedo, sólo se le conoce la virtud de ser alumna leal a Alperi, por lo que estamos legitimados para aventurar una etapa presidida por la continuidad y, probablemente, por algunas luchas intestinas para garantizarse su permanencia futura en el cargo. Ahora bien, lo dicho hasta aquí no debe hacernos olvidar que Castedo imprimirá un estilo de actuación muy distinto del de Alperi: probablemente pondrá el énfasis en un populismo e hiperactividad que la hará más correosa, con menos flancos débiles que los que ofrecía su antecesor. No obstante, y para no ser negativos, la PIC deja constancia de su alegría porque, por vez primera, una mujer sea la máxima autoridad local, así como la esperanza de que, como a menudo sucede, las etapas de cambios fuercen ajustes imprevisibles. Por otra parte aseguramos a la nueva Alcaldesa que proseguiremos con nuestras posiciones críticas, que le exigiremos una transparencia en su actuación de la que hasta ahora no ha hecho gala, y que nos mantendremos abiertos al diálogo.

1.8.- Sobre estas críticas planea el hecho inquietante de que Alperi consiguió cuatro mayorías absolutas. Esta realidad, repetida hasta la saciedad, requiere de matices. Por un lado llegó al poder en el momento de crisis generalizada del PSOE en los años 90 y se mantuvo aupado a la inercia de las victorias populares. No cabe duda de que muchos ciudadanos han seguido votando a las siglas con independencia del candidato y que Alperi se ha visto favorecido por los amplios niveles de apoyo que el PP obtiene en la CV y, de hecho, en las últimas Elecciones su candidatura obtuvo muchos menos votos que la lista autonómica. De igual manera hay que volver a recordar que en las esas Elecciones, cuando amplios sectores de la ciudadanía se habían sacudido el letargo –esencialmente a partir de las luchas contra el Plan Rabassa-, la lista del PP obtuvo menos votos que el conjunto de candidaturas progresistas. Por ello podemos concluir que no es justo decir que la sociedad alicantina haya apoyado hasta el final las políticas de Alperi. La clave es la degradación de la política local, de la que tan responsable es la oposición de izquierdas, tan incapaz de derrota a Alperi como de ofrecer un proyecto global estimulante, sumida en sus luchas internas y en la imposibilidad de aprender de sus propios errores. La dimisión de la cabeza de lista del PSOE en las Elecciones locales no es sino el último episodio de un rosario de incumplimientos. Es verdad que el GMS ha intentado promover algún cambio en su comportamiento, pero de manera tímida e inconsecuente, sin obedecer a un diseño de conjunto de ciudad, pues sigue atrapado en una forma de hacer oposición basada en la acumulación y fragmentación de negaciones y –escasas- propuestas que, sumadas, no configuran un proyecto alternativo. El GMS, además, está lastrado por problemas internos y por la ausencia de credibilidad en asuntos como el futuro de la “Casa del Mediterráneo” o del soterramiento de las vías, por no hablar de algunas políticas gubernamentales de apoyo a los promotores inmobiliarios o de reducción de las aportaciones a los Ayuntamientos. Para el PSOE alicantino, tan débil, las actuaciones del Gobierno del Estado, su gran baza, se están convirtiendo en un problema.

1.9.- Más allá de este análisis no corresponde a la PIC intervenir en los asuntos internos de los partidos, sino favorecer la emergencia, ampliación y consolidación de un espacio público crítico, conformado por múltiples agentes, organizados o no, con capacidad de influencia social, bien informados y que actúan transparentemente dando relevancia a los intereses colectivos. Posiblemente ese sea nuestro camino: aprender que la crítica que formulamos a las instituciones políticas y a los partidos debe ir acompañada de alternativas y de capacidad de presión o devendrán inútiles. Por eso hacemos un llamamiento a todo tipo de entidades y de ciudadanos y ciudadanas responsables a seguir ejerciendo activamente sus derechos en el ámbito urbano local, organizándose y conformando frentes amplios, de geometría variable, que sirvan para construir mayorías sociales favorables al cambio de políticas en Alicante.


2.- LA ACTUACIÓN DE LA PIC

2.1.- Tras varios años de actuación, poseemos un conjunto de experiencias que es nuestro único patrimonio significativo, ya que no se nos juzgará, ni nosotros debemos juzgarnos, por nuestras intenciones, sino por nuestros resultados. Pero es normal que, interna y externamente, las visiones de la PIC sean pluriformes, según el momento o ángulo desde el que se nos observe. Así, somos un grupo minoritario, insobornablemente crítico con el devenir ciudadano, que se niega a casi todas las propuestas que vienen del poder. Todo ello es verdad. Pero también lo es que somos un grupo pequeño pero consolidado y en crecimiento, que formula propuestas, favorece debates novedosos, informa sobre realidades mantenidas ocultas, invita a la esperanza al que se niega a resignarse. Insistimos: somos la PIC en todos esos momentos, y todo ello ofrece una visión prismática que es la real y que coincide con lo que pretendemos ser, ya que, sin alguno de esos elementos, otros no podrían existir; nuestro funcionamiento y formas de organización, tan poco convencionales, son así el resultado de esa dialéctica constante. Pero, por ello, huyendo de prepotencias y de complejos, podemos intentar una formulación de conjunto, avanzando en interpretarnos como una asociación que contribuye a generar un espacio público informado, crítico y transparente, alternativo en sus discursos y prioridades a los habitualmente conservadores, y que tiene como objetivo último ayudar a construir una mayoría social basada en valores de racionalidad y solidaridad, que permita cambios notables en Alicante. Para ello elegimos analizar la ciudad en su conjunto, en su complejidad, en sus interrelaciones, dando prioridad, en todo caso, a aquellas actuaciones, que, por su intensidad y simbolismo, afectan a ese conjunto.

2.2.- Si aventuramos estas precisiones es porque afrontamos este Curso desde lo alcanzado en los anteriores. Hemos conseguido algunos modestos objetivos en la línea marcada. El Curso pasado nos fijamos como tareas: A) Proseguir en la línea crítica respecto del urbanismo y otras cuestiones de especial relevancia municipal. B) Promover el conocimiento y el debate sobre cuestiones ligadas a las anteriores que fueran apareciendo en la agenda de prioridades local. C) Consolidar e institucionalizar la estructura interna de la PIC. Para todo ello nos propusimos una serie de actuaciones concretas que el tiempo ha revelado que, quizá, eran demasiado ambiciosas, pero que nos ha permitido tener una guía fiable de prioridades. En torno a ellas nuestras actividades públicas han experimentado un incremento sostenido en el pasado Curso, que podemos sintetizar así:
-Mantenimiento de posturas claras sobre urbanismo, en cada una de los grandes cuestiones, en especial sobre PGOU, Plan Rabassa y soterramiento de RENFE, con pronunciamientos, organización de debates, reuniones, etc.
-Mantenimiento, contra viento y marea, y a veces en una incómoda soledad, la oposición al pelotazo urbanístico orquestado en torno a la remodelación del Rico Pérez, con estudios, artículos, reuniones, etc.
-Mantenimiento de posiciones críticas sobre las acciones que se anunciaron en el Monte Benacantil y Castillo de Santa Bárbara, incluyendo la organización de un debate, la reunión con el Concejal de Cultura y la presentación de una propuesta alternativa.
-Apertura, con otras entidades, de un debate sobre la Torre de Comunicaciones, con la elaboración de diferentes informes.
-Atención preferente al futuro del Puerto, con un Documento propio y colaborando con la Plataforma en Defensa del Puerto en diversas acciones.
-Participando activamente, con propuestas y pronunciamientos diversos, quejas a instituciones, etc. en campañas en defensa del patrimonio histórico-artístico y de recuperación de la Memoria Histórica.
-Realización, en el marco de la Quincena de la Ciudad de debates e informes sobre Alicante y la globalización, políticas de vivienda, medio ambiente urbano, actuaciones arquitectónicas, estado de la ciudad, propuestas en el ámbito comarcal, etc.
-Realización, en la misma Quincena, de actos públicos dirigidos a diversos sectores de la población, presentación de informes, así como de encuentros sociales, en especial la creación y entrega del “I Premio Adrián López”.
-Múltiples acciones de colaboración con otras asociaciones y apoyo a sus iniciativas.

2.3.- No parece necesario que nos fijemos ahora una hoja de ruta detallada de acciones a emprender para el próximo Curso: la experiencia acumulada nos permite ir actuando en torno a unos ejes precisos, que, en buena medida, hemos definido en la parte primera de este Documento. En todo caso debemos insistir en:
-Especial atención al debate sobre el PGOU, con presentación, solos o con otras asociaciones, de alegaciones. Para ello deberíamos organizar un grupo de especialistas que analizara minuciosamente el proyecto. Y toda la PIC debe tratar de fomentar debates públicos sobre la materia.
-Especial seguimiento del Plan Rabassa, manteniendo nuestra nítida oposición en cada una de las fases que quedan hasta su posible aprobación definitiva. Llegado el caso recurriríamos judicialmente la aprobación, como ya ha hecho la Delegación del Gobierno, en parte a instancias de la PIC.
-Seguimiento de cuestiones abiertas: Castillo de Santa Bárbara, Torre de Comunicaciones, soterramiento de vías, desarrollo del puerto, defensa del patrimonio histórico-artístico y cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica. Para todo ello debemos reforzar las relaciones con los grupos interesados y promover debates y pronunciamientos según las necesidades del momento.
-Abrir una línea de actuaciones en torno a los efectos de la crisis económica en la sociedad alicantina, promoviendo estudios, debates, encuentros con sindicatos, empresarios y ONG y formulando alternativas.
-Realizar las III Jornadas de la Ciudad en el mes de mayo, trabajando especialmente en: A) Debates sobre la ubicación de Alicante en el mapa de ciudades. B) Informe sobre Alicante y el cambio climático. C) Encuentro de intelectuales y especialistas del PV para elaborar un Manifiesto sobre Nueva Cultura del Territorio. D) Repercusiones de la crisis en el ámbito urbano.
-Poner las bases para un acuerdo de Alcaldes y Alcaldesas del PV por un urbanismo sostenible, quizás para el próximo verano.
-Realizar informes sobre temas estructurales o coyunturales a lo largo del Curso.

2.4.- Las acciones que antes hemos detallado hay que relacionarlas con los aspectos internos, orgánicos de la PIC, que no están exentos de contradicciones: si aludíamos a la consolidación e institucionalización de la PIC, éstas se han alcanzado en general, aunque se aprecien importantes insuficiencias; igualmente han parecido nuevos retos. Todo ello puede sintetizarse en:
-Incremento sostenido en el número de adherentes, que está en torno a las 50 personas. Sin embargo el nivel de compromiso de éstas es muy variado y, en algunos casos, a la declaración de voluntad de pertenencia no le sigue ningún otro gesto, ni siquiera el pago de cuotas, algo que también sucede en casos de personas que han estado estrechamente ligadas a las actividades de la PIC anteriormente. Si bien es cierto que en toda asociación se producen fenómenos como estos, no es menos cierto que es preciso concretar mejor los compromisos y promover iniciativas que permitan mejorar la participación, la información interna, etc.
-Incremento notable de nuestras presencia en medios de comunicación, aunque desigualmente repartido. También hemos innovado en materiales de difusión, aunque, debido a nuestra escasez de medios, debemos ser cautos.
-La “Red” –personas y entidades que reciben información de nuestras actividades- ha crecido, pero de manera muy insuficiente: es éste un instrumento capital para conformar el espacio público al que aludíamos, por lo que hay que apelar a todos los adherentes y a la futura Comisión Técnica para promover más inscritos y una mejor comunicación.
-Hemos regularizado el funcionamiento del blog de la PIC que va convirtiéndose en un instrumento de comunicación e información.
-Hemos mantenido comunicación frecuente con entidades ciudadanas, sindicales, etc. aunque, casi siempre, al hilo de acciones concretas. Detectamos que para algunas asociaciones nos hemos convertido en una especie de referente general, por lo que somos convocados a todo tipo de iniciativas que, a veces, llegan a desbordarnos. Otra insuficiencia es la poca relación que mantenemos con organizaciones de ámbito autonómico o radicadas en otras ciudades.
-Mantuvimos una reunión con el GMS que sirvió para romper el hielo, desde entonces ha habido una relación más fluida, con invitaciones mutuas e intercambio de información. Aunque sería deseable mejorar esa relación, dado el carácter de única fuerza de oposición municipal, avanzar es complicado por los problemas internos del PSOE y porque aún persisten en algunos rasgos cerrazón y de incomprensión ante los movimientos sociales dinámicos. Con EU y el Bloc, las relaciones son fluidas. Con el gobierno municipal siguen siendo muy escasas y ninguna, formalmente, con el GMP; no obstante, fue interesante la invitación que nos formuló el Concejal de Cultura para explicarnos y debatir sus proyectos sobre el Benacantil y que dio como resultado un informe que presentamos y cuya respuesta esperamos. También podemos mencionar que el Gerente de Urbanismo participó en el debate que organizamos sobre el soterramiento. Conviene ampliar esta vía de contactos para fines concretos. En todo caso se ha pedido una reunión con la nueva Alcaldesa.
-Por vez primera la Comisión Técnica tuvo un reparto de funciones y ha tratado de regularizar su actuación. Ha sido el primer paso para convertirse en una auténtica Dirección activa de la PIC, superando fases anteriores, en las que se limitaba a ejercer de coordinadora de propuestas e iniciativas dispersas. Algunas medidas de regularización de trabajo han sido positivas, así: la invitación a adherentes a algunas reuniones, para debates específicos, el mecanismo de recepción de nuevos adherentes, el envío de convocatorias de reuniones y actas, la regularización de mecanismos de envío de notas públicas, etc. Pero se han apreciado problemas no resueltos, así: sigue existiendo un exceso de presidencialismo; la división de funciones no ha generado hábitos de dirección colectiva; hay funciones en zonas de penumbra que nadie asume automáticamente; el número de componentes es excesivamente reducido, por lo que quedan fuera sensibilidades y provoca que muchas tareas recaigan siempre sobre los mismos compañeros y compañeras. Lo más grave, pese a todo, es que la Comisión Técnica pueda llegar a sentirse y sustituir al conjunto de la PIC, lo que se ve agravado cuando algunos compañeros perciben que su trabajo no se encuentra recompensado por un incremento en la participación de la mayoría de adherentes.

2.5.- Las líneas de trabajo internas para el presente Curso sólo pueden apuntar a perseverar y profundizar en las dinámicas que consideramos positivas y a cambiar aquellas en las que hemos apreciado errores. O sea, no se trata tanto de cambiar de modelo como de perfeccionar el existente. A partir de:
-En años anteriores hemos debatido la conveniencia de legalizarnos como asociación. Aunque no exista unanimidad, parece que hay una mayoría que entiende que, por diversos motivos jurídicos y organizativos, es aconsejable dar ese paso. Por ello los servicios legales de la PIC darán los pasos necesarios, convocándose una Asamblea para la ratificación de los Estatutos. Sería oportuno no contemplar este paso sólo como una formalidad, sino como ocasión para resolver problemas acumulados: derechos y obligaciones de los adherentes, sistema de pago de cuotas, etc.
-En tanto no culmine esa fase sería bueno que se modere la captación de nuevos adherentes. Ello no significa que nos neguemos a aceptar a nuevos compañeros y compañeras si las circunstancias lo aconsejan, siguiendo siempre el mecanismo de aceptación por unanimidad de los componentes de la Comisión Técnica y aconsejando a los que presenten a la persona que ejerzan una especie de tutoría, para que entienda el funcionamiento de la PIC, con independencia de que reciba la nota habitual informativa.
-Asegurar la realización de, al menos, una Asamblea al trimestre, y mantener otros espacios de encuentro como la cena de Navidad o los actos sociales y lúdicos con motivo de las Jornadas de la Ciudad, pensando en la posibilidad de realizar otros, como la excursión que hicimos a las Lagunas de Rabassa.
-Crear Comisiones por temas y funciones, así, por ejemplo: jurídica, economía, educación, salud, comunicación e imagen, etc. coordinadas por un miembro de la Comisión Técnica pero con funcionamiento autónomo.
-Crear, con prudencia y paulatinamente, el “Foro de la Comarca” que se aprobó en el encuentro de asociaciones mantenido en mayo en Mutxamel.
-Ampliar el número de componentes de la Comisión Técnica, hasta un máximo de 15 personas, atendiendo a criterios de sensibilidades diversas, conocimientos, eficacia, etc. Atribuir a la Comisión Técnica la capacidad de cooptar nuevos miembros si así lo acuerdan, unánimemente, sus miembros, sometiendo la decisión a ratificación de la inmediata Asamblea.
-Proseguir y mejorar los mecanismos de información de las actividades de la Comisión Técnica a los adherentes: convocatorias de reuniones, invitaciones según los temas a tratar, relación de acuerdos adoptados…
-Clarificar al máximo las competencias de cada componente de la Comisión Técnica y establecer rutinas de funcionamiento automático y procedimientos de toma de decisiones urgentes. Dar cabida a temáticas nuevas como la educación, los jóvenes, etc.
-Mejorar los mecanismos de información interna: ampliar La Red, impulsar el blog y estudiar la posibilidad del uso de otros instrumentos informáticos como una Agenda Electrónica quincenal.
-Buscar mecanismos renovados de comunicación como postales electrónicas mensuales o pequeños vídeos pensados para YouTube.
-Incrementar la presencia en medios, dosificando artículos, notas de prensa, ruedas informativas y declaraciones, dando especial importancia a los temas que lo merezcan, pero sin negarnos a opinar sobre asuntos menores pero de actualidad e impacto. En muchas ocasiones intervenir con pronunciamientos públicos nos obliga a seguir la actualidad con especial atención. También sería aconsejable multiplicar las voces públicas de la PIC.
-Mejorar los mecanismos de relación con asociaciones e instituciones, abriendo el abanico de las mismas y no sólo para cuestiones puntuales, sino manteniendo contactos de manera regular y continuada, como una manera de generar corrientes de ideas favorables a nuestras propuestas, tratando de mediar, superando el aislamiento habitual tantas veces en el movimiento asociativo urbano y promoviendo una reflexión de futuro sobre las nuevas necesidades de la participación en el ámbito municipal.

viernes, 12 de septiembre de 2008

La opinion de la PIC sobre la marcha de ALperi


LA PÌC, ANTE LA DIMISIÓN DE LUIS DÍAZ ALPERI Y LA PROPUESTA DE SONIA CASTEDO COMO ALCALDESA DE LA CIUDAD, DESEA HACER PÚBLICAS LAS SIGUIENTES CONSIDERACIONES:



1.- Valoramos la gestión de Luis Díaz Aperi como una de las más nefastas de los períodos democráticos de la Ciudad. Las realizaciones genuinamente dirigidas dede el Auyuntamiento han sido prácticamante nulas, limitándose a aceptar propuestas d e otras instituciones o a actuar al dictado d ela coyuntura, favoreciendo siempre a algunos poderosos caracterizados. Ha sido incapaz de generar consensos ciudadanos y se ha empecinado en algunas opiniones que han impedido, por ejemplo, el desarrollo del Palacio de Congresos. Ha sido incapaz de desarrollar el PGOU, la reforma de barrios degradados, la conservación del medio ambiente y del patrimonio artítico e histórico y de ubicar a Alicante en el mapa de ciudades emergentes en el cambio de siglo, así como de promover iniciativas sobre la relación de la ciudad con la sociedad del conocimiento o los nuevos requerimientos d ela globalización. La rutina ha sido su principal forma de actuación ante los problemas existentes. La ciudad, bajo su mandato, ha crecido inmoderadamente a través de sucesivas aberraciones aurbanísticas, aupada a una ola de especulación inmobiliaria cuyos resultados más amargos etsán aún por probar. Y en ningún momento se ha preocupado por otras fórmulas de generación o ceonservación de riqueza, siendo manifiestamente insolidario con los sectores más desprotegidos d ela poblacioón. Por otra parte sus maneras habituales de hacer política han ensuciado la imagen de respetabilidad que requiere la instutción que encarnba: la falta de transparencia en muchas decisiones, la urgencia en algunas y el retraso en otras, ha permitido que se cerniera muchas veces sobre la ciudad la sombra d ela sospecha, agravada por sus habituales visitas a los juzgados en causas penales.
2.- NO obstante nadie puede ignorar que Luis Díaz Alperi ha conseguido cuatro mayorías aboslutas. Se debe ello a varias causas que merecen atención, y que pueden resumirse en el momento de alza protagonizado a mediados d ela década de 1990 por el PP y la inercia de este hecho durante varios años -sobre todo porque se votaba a la sigla y no a la personas-. Igualmente no podemos olvidar la complicidad de muchos silencios ciudadanos -si bien eso es algo que se ha quebrado en los últimos años- y, sobre todo, la mediocridad de sus adversarios políticos. En muchos momentos Alperi careció de oposición, lo que le ha permitido actuar con las manos libres por mucho tiempo. Es ésta la principal lección que algunos deberían sacar.
No obstante, en la súltimas Elecciones la candidatura que él encabezó obtuvo menos votos que las candidaturas progresistas, si bien la aplciación d ela ley electoral -y, de nuevo, los errores de la izquierda local- le permitieron hacerse con la victoria. Un dato, por cierto, de lo degradada que está la vida política municipal es el hecho de que ninguno de los cabezas de lista de las últimas elecciones está ahora en el Ayuntamiento.
3.- Por todas estas razones no podemos lamentar que Luis Díaz Alperi se marche, siquiera sea, como parece, a la caza y captura de nuevas prebendas. Pero no podemos por menos que advertir lo que de estafa hay en pedir el voto a la ciudadanía para marcharse antes del ecuador del mandato. Y, de nuevo, sin explicar ni las causas de fondo ni el momento elegido que, en sí, es extraño. Ni a la amada Volvo se espera ni, desde luego, al PGOU. Al menos Alperi no tendrá la dicha de aprobar el Plan Rabassa. Por todo ello exigimos al PP que aclare las circunstancias de la dimisión, poruqe esa no es una cuestíón del partido sino d ela ciudad.
4.- Celebramos el hecho histórico de que Alicante vaya a estar gobernado, por vez primera, por una mujer. Sin embargo la experiencia y capacidad política de Sonia Castedo se circunscribe a su fidelidad personal a Luis Díaz Alperi, de quien se reconcoe, en un gesto sincero que le honra, discúpula y admiradora. Con ese curriculum la ciudad puede echarse a temnblar, pues, en principio, sólo podemos augurar la misma línea de improvisación, ausencia d etransparencia, amistad con algunos poderes privados y arbitrariedad en los comportamientos. Exigimos a Sonia Castedo que exponga sus planes inmediatos de actuación, que acepte un debate abierto en el Pleno Municipal y que se muestre más receptiva que su antecesor con la spropuestas y c´riticas de los movimientos sociales.

Por eso, la PIC, que nunca consiguió que Alperi, desde su prepotencia, le recibiera, registrará inmediatamente una solicitud de reunión con Sonia Castedo, a quien felicita por su nombramiento advirtiéndole de que encontrará en nosotros un leal y contundente observdor crítico de sus actuaciones.

domingo, 7 de septiembre de 2008

Denuncia de la PIC

LA PIC RESPONSABILIZA AL ALCALDE DEL DELIBERADO ABANDONO Y DETERIORO DEL CENTRO DE ALICANTE

LAS MENTIRAS, LA DESIDIA Y EL ABANDONO DEL AYUNTAMIENTO DEL PARTIDO POPULAR HAN CONVERTIDO EL CENTRO DE ALICANTE EN UNO DE LOS MÁS DETERIORADOS DE TODA ESPAÑA

SIRVA COMO EJEMPLO QUE TREINTA MESES DESPUÉS DE SER ANUNCIADO EL PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN Y CONSERVACIÓN DEL CENTRO TRADICIONAL DE ALICANTE, ESTE SIGUE SIN SER APROBADO POR EL PLENO

Las continuas informaciones que se vienen sucediendo sobre derribos de edificios históricos, cierres de comercios tradicionales, desprendimientos y caídas de cascotes a la vía pública, abandono, suciedad y avance en el deterioro del escasísimo patrimonio histórico que queda en pie en Alicante son para la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas (PIC), el mejor ejemplo de un deliberado abandono al que este ineficaz Alcalde viene sometiendo a la ciudad en función de sus intereses más prosaicos y partidistas.
Mientras que en cuestión de meses se aprobaron inversiones millonarias para acoger las regatas de veleros de lujo que en pocas semanas tendrán lugar en el puerto, los barrios de la ciudad siguen soportando un progresivo y deliberado abandono urbano, patrimonial y social. Para la PIC, este abandono que desde hace años se cierne sobre la ciudad, no solo está exterminando el escasísimo patrimonio urbano que queda en pie en la ciudad con el consentimiento de un Alcalde que será recordado como el Nerón de Alicante, sino que está generando tensiones sociales y dificultando la vida de sectores esenciales, como es el comercio tradicional.
La PIC quiere recordar que, mientras este Alcalde sigue haciendo promesas mentirosas y de imposible cumplimiento, o agilizando propuestas especulativas disparatadas que favorecen a los amigos del Alcalde, como el delirante Plan Rabassa, el Plan Especial de Protección y Conservación del Centro Tradicional de Alicante, que fue presentado hace treinta meses como la mejor herramienta para revitalizar y potenciar un espacio urbano extremadamente deteriorado, sigue en vía muerta.
Efectivamente, treinta meses después de que fuera abierto el periodo final de alegaciones, al que la PIC presentó numerosas propuestas positivas basadas en estudios sociales y urbanos sobre el centro, el deterioro imparable del mismo sigue acelerándose de manera que cuando se apruebe no habrá nada que proteger, porque el Alcalde-Nerón que tiene Alicante habrá terminado con todo lo que tenga valor de protección y conservación, como sucede con el cine Ideal, o el edificio Rambla 19.
Como ejemplo de la irresponsabilidad de este Ayuntamiento, de su Alcalde y la Concejala de Urbanismo, cuando les interesa alegan que solo pueden tramitar licencias y permisos, como si el Ayuntamiento fuera una simple gestoría, haciendo una dejación absoluta de la defensa del interés general, que en Alicante ha sido sustituido por la defensa descarnada de los intereses económicos más peregrinos.
No es cierto que el Ayuntamiento, como dice, nada pueda hacer ante la solicitud de derribo del edificio Rambla 19 para construir en el mismo una macrodiscoteca. Una vez más, el equipo de Gobierno Municipal miente, sin tratar de defender el escaso patrimonio urbano que queda en pie y no ha sido demolido todavía. Así, frente a empresarios amigos siempre se inhibe en defensa de sus intereses personales, mientras que actúa con violencia contra los débiles y los pobres. Recordemos cómo cuando este mismo Alcalde quiso, se sacó de la manga una normativa municipal para evitar la apertura de locutorios en el centro, alegando que dañaban el barrio, mientras que ante el anuncio de demolición de uno de los escasísimos ejemplos que quedan de edificaciones históricas, se inhibe. ¿Por qué ahora el mismo Ayuntamiento no quiere aplicar esta misma normativa para evitar que el centro siga destruyéndose por su ineptitud?
La PIC quiere insistir, una vez más, en que sin un plan de intervención firme y decidido sobre el centro histórico, pero también sobre los barrios tradicionales, que siguen arrastrando un abandono deliberado y negligente, sin que Alicante siga sin poder contar con un PGOU que evite la pasividad irresponsable de este Ayuntamiento y de su Alcalde negligente, la ciudad seguirá abandonada a su suerte, siendo víctima de negocios especulativos y partidistas, que tanto gustan a este Alcalde.

viernes, 27 de junio de 2008

Propuesta de un Foro sobre el Benacantil

PLATAFORMA DE INICIATIVAS CIUDADANAS
La PIC propone un foro sobre el monte Benacantil

La Plataforma de Iniciativas Ciudadanas (PIC) de Alicante reclamó ayer la creación de un foro sobre el monte Benacantil integrado por especialistas, asociaciones cívicas y colegios profesionales para fomentar la conservación de este espacio y de todo lo que esté relacionado con el Castillo de Santa Bárbara.

La PIC expresó su descontento por la forma en la que el Ayuntamiento está gestionando la conservación de este espacio natural y de la zona conocida como la "Cara del Moro", que constituye el "principal símbolo de Alicante".

Por ello, ha solicitado la creación de un foro para abordar todas las cuestiones relacionadas con el citado monte, que incluya un observatorio que emita informes anuales "públicos e independientes" sobre la conservación del mismo. La plataforma exige que "no se hagan más obras, aparte de los trabajos de conservación, en el monte Benacantil ni en su subsuelo" y que se "extremen las medidas de protección de la zona de pinar para no alterar su equilibrio y los tipos de flora". También solicita la elaboración de un Plan Integral de Usos del Castillo

lunes, 16 de junio de 2008

AL FILO DE LO IMPOSIBLE: LA PIC EXPLORA LAS LAGUNAS DE RABASSA

Al alba, y con fuerte viento de poniente, partieron del Cuartel de Rabassa doce intrépidos exploradores de la PIC.

No siendo posible encontrar en las cercanías una cabra, llevaron consigo a un perro. El perro se llamaba Otto, como Bismarck, pero esa es otra historia. Los exploradores también tenían nombre: Ravi, Rafa, Miguel Ángel, Mari Luz, Ernest, Ángeles, Rafa, Lina, Armando, Pep Rubio y su hermano, Rubio el Joven, y Manolo. La mañana era bonancible y soleada, o sea, que hacía un calor de cojones, con perdón. Pero salió la tropa.

Ángeles y Manolo, sacrificándose, prefirieron adelantarse en previsión de posibles encuentros con indígenas y fieras salvajes. Para ello arbitraron un módulo mecánico, también llamado coche con aire acondicionado. Mientras, los demás –incluido Otto- decidieron pasear.

Pese a que Ernest llevaba una impresionante brújula, ni GPS ni mapas hicieron acto de presencia. Por lo que anduvieron, y anduvieron, y anduvieron. Podríamos decir que los dos grupos, el mecanizado y el de la fiel infantería, se perdieron. Mas sería inexacto: en realidad, con singular perspicacia, se abrieron para efectuar un mejor control táctico del territorio e, incluso, entrar en contacto con las presencias vivas de la zona.

Así, Ángeles entabló conversación con tres pescadores que informaron de la presencia en las aguas –verdes y abundantes, las cosas como son- de dos clases de carpas. Ahí se vio lo grave de la crisis, con perdón de ZP y Solbes: mal deben andar algunos si se piensan comer animalejos salidos de tal lugar.

Fue observado –existe documentación gráfica- un cartel –oxidado, muy oxidado- en el que se advierte que arrojar escombros se penará con 300 euros.

El Ayuntamiento debe rebosar riqueza, dado el estado de las proximidades de las lagunas en el llamado Fondo de Piqueres: hay más variedad de residuos sólidos que lo que la imaginación de un talibán es capaz de parir.

En una primera pesquisa se advierte que hay simpáticos conciudadanos que se van hasta allá a depositar sofás, sillones y váteres, entre otros artilugios que hacen feliz y llevadera la vida cotidiana. Y una prueba de la caída del sector del ladrillo la ofrece el número infinito que de éstos, y de otros materiales de construcción, se encuentra por doquier, en lo que será un yacimiento arqueológico que hará hipar de placer a los historiadores del futuro, si es que en el futuro hay historiadores o, ya puestos, si es que hay futuro.

Pero donde se aprecia la tradicional inventiva del pueblo alicantino es en las evidentes huellas de cómo se usan las orillas de estos vestigios lagunares como lugar de desguacen de automóviles, que va a ser que son robados, pues, si no, no se entiende: pilas de neumáticos, vidrios rotos sin cuento, pedazos de carrocería echados al agua y restos quemados de plástico y metal, en caminos de tierra ya negra, configuran un cordial escenario para Blade Runner II, que no sabemos cómo no se lo compra la Ciudad de la Luz.

La Cáceres, que sabe mucho de estas cosas, sostiene que en el fondo debe haber coches y motos, o sea, lo que no sirva tras el desguace –desguace, por cierto, para el que estaban algunos, bajo un sol de justicia lenta, a esas horas de la exploración-.




Por su parte Miguel Ángel, que tiene ese aquél de escribidor de novelas de investigación, aportó algún dato gozoso sobre sospechas acerca de la permanencia de un amigo suyo –que dio en ligar con la señora de un presidiario- en el mismo fondo, quizá como gorrilla de los coches sumergidos. “Calcetín de cemento, se dice eso”, apostilló ominosamente Ángeles.

Por otra parte también se advirtieron otras huellas de incendio que no parecen relacionadas con la noble actividad del desmantelamiento de vehículos de motor sino con la celebración de “fiestas rave” –dígase raif- de las que tenemos constancia por la cartelería que la unidad de inteligencia de la PIC interceptó el otro día en la puerta del Clan Cabaret. Sería cosa de debatir la creación de una célula especial de investigación con Ravi y su Plácido marido –siempre a cubierto-, Lina –que es catalana y allí se baila mucho-, Rafa –que es músico-, Pep y su hermano –que son jóvenes- y Armando –que es abogado-.


Llegados a ese punto se inició el regreso por dos vías alternativas, no fuera a ser cosa que se aprovechara el desconcierto inherente a estos momentos para ser atacados por los flancos al grito de “¡Muerte a la izquierda caviar!”. Nada aconteció, anonadado como se quedó el enemigo ante el despliegue de fuerza. Incluso hubo tiempo para detenerse a sacar fotografías de una balsa con un metro de basura acumulada y diversas pintadas, entre las que podemos destacar y destacamos aquella que manifestaba: “Zaplana, haz el parque de atracciones en el jardín de tu casa”, aunque no se sabe a qué pueden referirse los autores.


No crea el lector que aquí acabaron las andanzas de este tan singular comando. Sin dar mérito a la acción –ni siquiera Mari Luz, que se tapaba la cabeza con una revista- ni descanso a los cuerpos, se refugió el grupo –menos Otto, que sí reclamó descanso- para analizar los hechos.


Dio en reunirse en un lugar llamado El Patio, que resultó ser un bar donde la cerveza estaba muy fría, las gambas muy calientes y las patatas a la brava muy picantes. Allí permanecieron un par de horas, entregados al sufrimiento. Mas conscientes de su obligación de regresar al mundo para dejar constancia de sus descubrimientos, abandonaron con reticencia el barrio de Rabassa.

Ningún guardia civil detuvo a los conductores, pues, quizá, si así hubiera sido, en este momento una chapa de “Stop al Plan Rabassa” estaría prendida de la casaca de un número de la Benemérita, pero uno de los nuestros yacería en oscura mazmorra.

miércoles, 28 de mayo de 2008

La PIC y la Estación de Murcia


LA PIC CONSIDERA ABSOLUTAMENTE URGENTE PROCEDER A LA INMEDIATA REHABILITACIÓN DE LA ESTACIÓN DE MURCIA

PARA LA PIC, LAS EXCUSAS DE ADIF PARA INICIAR SU REHABILITACIÓN INMEDIATA SON IRRESPONSABLES A LA VISTA DEL ESTADO RUINOSO DE UN EDIFICIO TAN EMBLEMÁTICO

La Plataforma de Iniciativas Ciudadanas, PIC, considera absolutamente urgente proceder a la inmediata rehabilitación de la estación de Murcia ante el estado calamitoso en el que se encuentra, en línea con la exigencia que ha realizado el Ayuntamiento de Alicante ante el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, ADIF, organismo estatal propietario del edificio.
El abandono y la desidia a la que se ha sometido uno de los edificios más antiguos de la ciudad y que ha llevado a que se haya convertido en uno de los mayores focos de suciedad, basuras y marginalidad debiera llevar a sus responsables a reparar de forma inmediata el edificio y corregir así los años de incuria que han deteriorado gravemente una parte del patrimonio histórico de Alicante y con ello, la zona en la que se ubica.
Para la PIC, la necesidad de salvar y recuperar la antigua estación de Murcia no admite demoras ni excusas de ningún tipo, por lo que ADIF debiera proceder a sanear rápidamente la estación y su entorno, para acometer de forma inmediata su total rehabilitación. Anteponer reproches hacia el Ayuntamiento para demorar el saneamiento de la estación, así como alegar que se debe esperar a ver cuando se inicia el proyecto de la Casa del Mediterráneo supone, para la PIC, un comportamiento irresponsable ya que ADIF debe priorizar la salvación del edificio mismo, ya que de seguir así las cosas, puede ocurrir que cuando se quieran iniciar las obras de la Casa del Mediterráneo no queden ni siquiera las paredes de la estación.
Por todo ello, la PIC apoya las peticiones del Concejal del Ayuntamiento de Alicante, Andrés Llorens, para que ADIF asuma sus responsabilidades sobre un edificio de su propiedad para intentar salvarlo y evitar incluso su derrumbe. Pero al mismo tiempo, la PIC también reclama al Ayuntamiento que facilite la puesta en marcha de la Casa del Mediterráneo, un proyecto que puede ser de especial trascendencia para la ciudad, al tiempo que también le pide que conserve y cuide los edificios, lugares y rincones de propiedad municipal, algunos de los cuales también se encuentran en estado de progresivo abandono, como sucede con la Fábrica de Tabacos.

miércoles, 21 de mayo de 2008

Premio Adrian López 2008

Procedimiento sancionador para Ortiz


TRAS LA DENUNCIA QUE PRESENTÓ LA PIC EN 2006, SE ABRE EL PRIMER PROCEDIMIENTO SANCIONADOR CONTRA EL GRUPO ORTIZ POR IRREGULARIDADES EN EL PLAN RABASSA

LA AGENCIA DE PROTECCIÓN DE DATOS HA INICIADO UN PROCEDIMIENTO SANCIONADOR CONTRA EL GRUPO ORTIZ POR IRREGULARIDADES EN LA OBTENCIÓN DE LOS DATOS PERSONALES SOLICITADOS A LAS PERSONAS A LAS QUE SE LES OFRECÍA UNA VIVIENDA SOCIAL DEL PLAN RABASSA

La sanción impuesta a Viviendas Sociales del Mediterráneo, empresa del Grupo Ortiz promotora del Plan Rabassa, por infracción del artículo 26.1 de la Ley Orgánica 15/199 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) significará una sanción de 601,00 € a 60.101,21 €

La resolución que en su día emitió la Sindicatura de Greuges contra el Plan Rabasa también mencionaba estos hechos y señalaba las irregularidades que ahora confirma Protección de Datos

El polémico Plan Rabassa que pretende construir cerca de 15.000 viviendas en Alicante al margen del PGOU, y que ha contado con una amplia contestación social por las numerosas irregularidades cometidas a lo largo de su tramitación, sigue acumulando pronunciamientos públicos contrarios al mismo.

En esta ocasión es la Agencia Española de Protección de Datos, quien tras dos años y medio de tramitación, acaba de comunicar a la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas la apertura de un procedimiento sancionador contra la empresa de Enrique Ortiz, Viviendas Sociales del Mediterráneo, por las irregularidades en la obtención y gestión de los datos personales de quienes se acercaron a las oficinas que esta empresa abrió frente al Ayuntamiento para solicitar información del Plan Rabassa.

Los hechos se remontan a junio de 2005, en medio de la amplia contestación que desde numerosos sectores de la ciudad se venía haciendo al Plan Rabassa, su promotor, Enrique Ortiz, apoyado por el Ayuntamiento, abrió una oficina temporal en la misma calle Rafael Altamira, frente al mismísimo edificio consistorial, en la que ofrecían la inscripción para viviendas de este macroplan urbanístico que ni siquiera contaba con la aprobación provisional, recogiendo direcciones de cuantos querían información ofreciendo publicidad engañosa que incluía cuñas radiofónicas y anuncios publicitarios en los que se ofrecían viviendas sociales a cuantos se acercaran a inscribirse.
Todo ello fue denunciado públicamente en su día por esta misma Plataforma, a pesar de lo cual contó con el respaldado del Alcalde Alperi, mientras que el promotor de este negocio urbanístico, Enrique Ortiz afirmaba a los medios de comunicación que “solo quieren informar sobre las Viviendas de Protección Social a los ciudadanos” ante la necesidad existente de viviendas, añadiendo que el Plan Rabassa ya estaba adjudicado, algo cuanto menos falso, ya que por aquel entonces, el Plan estaba en fase de alegaciones, señalando que “llevaría ante el Pleno del Ayuntamiento estad direcciones para avalar la necesidad de obtener la aprobación del proyecto”.

Desde el primer momento, la PIC consideró que estos hechos eran una demostración más del comportamiento irregular del promotor del Plan Rabassa, quien en todo momento ha venido actuando al margen del respeto a las normas más elementales para tratar de forzar la aprobación de este negocio inmobiliario, contando para ello con el respaldo del Ayuntamiento y la dejación de sus obligaciones más elementales en defensa del interés público. De esta forma, la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas consideró que ni se podían recoger direcciones para un plan inexistente, ni se podía ofrecer información de unas viviendas sociales que no estaban aprobadas, ni tampoco se podían acumular datos personales de ciudadanos al margen de la Ley de Protección de Datos, algo que contó en todo momento con el apoyo explícito del alcalde Alperi.

Por ello, en octubre de 2006 la PIC presentó ante el Presidente de la Agencia Española de Protección de Datos una documentada denuncia relatando estos hechos, que tras dos años y medio de tramitación ha concluido en la apertura de un procedimiento sancionador contra Viviendas Sociales del Mediterráneo, perteneciente a Enrique Ortiz, al comprobarse todos los hechos denuciados por la PIC y constituir una infracción del artículo 26.1 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, que señala, “Toda persona o entidad que proceda a la creación de ficheros de datos de carácter personal lo notificará previamente a la Agencia Española de Protección de Datos”. Por tanto, al no haber solicitado la inscripción de estos ficheros de datos de carácter personal en el Registro General de Protección de Datos, será sancionado con una multa de 601,91 € a 60.101,21 € de acuerdo con el artículo 45.1 de la citada Ley Orgánica.

Hay que destacar que la resolución contra el Plan Rabasa que emitió el 9 de enero de 2007 la Sindicatura de Greuges, a denuncia de la PIC, y en la que esta institución daba la razón a esta Plataforma en todas las irregularidades denunciadas sobre este Plan, recogía también en sus páginas 30 a 32 estos hechos, llegando a hablar de “publicidad engañosa” y pidiendo al Ayuntamiento de Alicante y a la Dirección General de Consumo de la Generalitat, que “ante los indicios de supuestas infracciones a la normativa de protección de los consumidores y publicidad engañosa de las viviendas, desplieguen con rapidez y eficacia las medidas inspectoras y sancionadoras que procedan”. Ni el Ayuntamiento de Alicante ni la Dirección General de Consumo llevaron a cabo medida de ningún tipo ante los hechos que ahora sanciona la Agencia Española de Protección de Datos.

Para la PIC, este nuevo pronunciamiento demuestra una vez más la corrupción moral y política que ha rodeado este disparate urbanístico desde sus inicios, el desprecio que se ha hecho de las normas legales más elementales y cómo se ha tratado de jugar con las necesidades más sensibles de la gente, como es la vivienda social, para lo cual no se ha dudado incluso en acumular datos de carácter personal al margen de la Ley, contando todo ello con el apoyo de un Alcalde y de un equipo de Gobierno que una vez más han dado muestras de su desprecio a los intereses generales frente a su generoso apoyo personal a Enrique Ortiz.

Un Ayuntamiento que es capaz de pervertir la demanda de vivienda social para amparar un fabuloso negocio inmobiliario de un amigo del Alcalde, que ofrecía hace tres años unas viviendas sociales que ni siquiera cuentan con la aprobación legal definitiva a día de hoy, y que ha llegado a acumular datos personales vulnerando la Ley, demuestra el grado de degeneración moral al que ha sido capaz de llegar para avalar negocios privados tan dudosos como nefastos para el futuro de Alicante, pero tan provechosos para unos pocos.

La Plataforma de Iniciativas Ciudadanas confirma, una vez más, que agotará todas las instancias legales y judiciales para tratar de impedir que este fabuloso negocio privado amparado por Alperi y sus amigos, alejado de las necesidades urgentes de la ciudad, pueda llevarse a cabo.


lunes, 19 de mayo de 2008

Paseo Alicante durante la Guerra Civil


Visitando lugares que marcaron la memoria del Alicante en guerra. Con la colaboración del grupo Scout "Resurrección" ( Babel y Scouts de España)
Coordinador: Miguel Angel Pérez Oca

Literatura Express




Organizada por ACció Cultural del Pais Valenciá y el Consell de la Joventut
d ´Alacant






Debate sobre el estado de la ciudad


Conversación con el ciudadano López.

La mesa camilla tembló de nuevo. La médium, con los ojos en blanco, comenzó a canturrear “Granada” con voz ronca y desafinada.
-¿Carusso…? – me pregunté, reconociendo el estilo inconfundible de nuestro cantante autóctono, de nuestro entrañable showman callejero.
-Quita, quita, que es para mí – reconocí la voz de Adrián, que actuaba como quien coge un teléfono.
-Dígame, sí, dígame…
-¿Adrián, eres tú? – le dije, y sólo me faltaba ponerme el puño cerrado junto a la oreja derecha para simular una conferencia con el País de Nunca Jamás.
-Sí… soy yo – me contestó la voz con un deje de fastidio - ¿Qué pasa?
-Soy Miguel…
-¿Miguel?
-Sí, Miguel Ángel Pérez Oca.
-¡Coño, Miguelito! ¿De dónde me llamas, de este barrio o del de los vivos?
-Pues, del de los vivos… Es que te he puesto una conferencia a través de una médium… ¿sabes? Manolo Alcaraz nos ha pedido que hablemos contigo. Es que te vamos a hacer un homenaje y vamos a dar todos los años un premio con tu nombre a alguien que le dé la coña a los prebostes locales…Este año se lo daremos a Ángeles Cáceres.
Una risa cascada, como la voz del Carusso, resonó en el auricular, es decir en la garganta de la médium.
-Ja, ja, qué cabrones. ¿Y para qué quiero yo un homenaje? Iros a hacer puñetas y decidle a Ángeles que en lugar de un trofeo le vais a dar una bolsa de pienso para que se la eche a mi gato. Ya sabes, pienso para gatos diabéticos, ¿eh?
-Es que Terratrèmol…
-Calla, calla, no me nombres a ese traidor, especulador de terrenos. Lo que tenéis que hacer es cargaros a ese detective de pega… Que se saque una foto en pelotas con una banda de “bellea del foc”, para un calendario, y todos vosotros también, bandarras, que eso ahora está de moda.
-Pero… - dije para cambiar de conversación – Pero, tú, desde ahí, ¿cómo ves Alicante?
-Pues lo veo… desde arriba. No te jode.
Después se calló un rato, como para pensar lo que me iba a decir.
-Desde aquí se ve Alicante, no sólo en el presente, sino también en el futuro, ¿sabes? Y no veas qué panorama, macho. Ahora, Alicante está hecho una mierda, pero dentro de poco tiempo la cosa será peor.
-¿Peor aún…?
-Sí, sí, Miguelito, pero aún. Mira, estoy viendo a nuestro querido y orondo alcalde con una lira en la mano, subido al macho del castillo y cantando “Prietas las filas” mientras unos tíos le hacen un lifting a la Cara del Moro, que como se les vaya la mano con el Botox se va a parecer al Berlusconi. Y encima, le van a poner de sombrero una torre de acero con unos cables que llegan hasta el puerto, para subir en funicular. Y el caso es que los ascensores siguen averiados. Por detrás, al pobre castillo le darán caña con un tren de cremallera. Y todo eso para nada, porque al castillo sólo suben cuatro gatos, como siempre. Y desde arriba del macho se ven como dos torres de Babel junto al campo del Rico Pérez, y otras dos por la Florida, que no he visto cosa más fea. Ah, y el Plan de Ordenación Urbana sin salir y el monstruo del Plan Rabasa creando problemas de todas clases. Y el memorial del Campo de los Almendros sin poner, que ya van cincuenta arbolitos que planta Ernest Blasco y que se los arrancan los neo nazis. Todas las calles en obras, agujereadas con parkings que después se quedarán vacíos… las hogueras echando humo de plástico cancerígeno en la noche de San Juan… El puerto, bueno, el puerto da risa, lleno de silos de no sé qué… En fin que Alicante se va a la porra, y el gordo, ahí arriba, cantando “Prietas las filas” como un nuevo Nerón…
-Ag, “Prietas la Filas”, qué asco, prefiero oír al Carusso – dije sin calcular los posibles efectos de mis palabras.
-Pues te lo paso – me contestó Adrián antes de que pudiera seguir preguntándole.
Y de la voz de la médium volvieron a surgir las desentonadas y entrañables estrofas de “Granada”.
-Hasta la vista, Adrián, no te olvidaremos nunca…

Miguel Ángel Pérez Oca.

Carta de los Scouts colaboradores de la PIC




SCOUTS VALENCIANS
GRUPO SCOUT RESURRECCIÓN-433
Exploradores Costablanca Parroquia La Resurrección
Pl. Farmacéutico L. Gisbert, 2
03008 ALICANTE
www.scoutsresu.com


El Grupo Scout Resurrección-433, del barrio de Babel, de la Asociación aconfesional Scouts de España, quiere agradecer a la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas la posibilidad de que los scouts participasen en su completo programa en la Quincena de la Ciudad de mayo de 2008.


Del mismo modo queremos transmitir nuestra satisfacción por haber podido colaborar en el desarrollo de los diferentes paseos históricos a lo largo de la ciudad de Alicante y el castillo de Santa Bárbara, junto a Miguel Ángel Pérez Oca.


Consideramos que la educación cívica y social de nuestros jóvenes, semillas del futuro, es una obligación para cualquier sociedad que aspire a desarrollarse en sus valores de democracia, debate y crítica constructiva.


En nombre de los que formamos este grupo, y como decimos los Scouts, un fuerte apretón de zurda.



Equipo de Scouters y Comité de Padres y Madres


Alicante, 21 de mayo de 2008

domingo, 18 de mayo de 2008

La Cena de la PIC: Premio Adrián López

video

PRIMERA EPÍSTOLA DE ADRIÁN LÓPEZ A LOS ALICANTINICENSES

Queridos amigos y amigas:
Como bien sabéis, uno de mis mayores timbres de orgullo es el de haber pertenecido al Cuerpo de Telégrafos, que tantos y tan gloriosos servicios ha prestado a nuestra patria. Comprenderéis, pues, que siempre me haya sentido molesto cuando se ha dicho que pertenecía al Cuerpo de Correos, esos anticuados, mucho más próximos a las palomas mensajeras que a la revolución científico-técnica. Sin embargo me permitiréis que ahora os dirija, sencillamente, una carta. Y es que reconozco que, si bien un telegrama, con su bonito color azul, hubiera dado realce a esta tontería de acto que os habéis empeñado en montar, literariamente pierde mucho todo argumento si tras cada frase hay que decir stop, que es cosa que queda bien para referirse al Plan Rabassa, pero que da lentitud a otros discursos.
También, pensaréis, podría haber mandado un mail. No es tan sencillo, que por aquí eso de las nuevas tecnologías no está bien visto. Tenéis que comprenderlo: Dios está muy mayor y no quiere ni oír hablar de estas innovaciones; que para correos ultrarápidos ya tiene a los arcángeles, y en vez de google dispone de su famosa Omnisciencia, que le es de gran ayuda. Sin olvidar que le tiene mucho apego a lo del Ojo inscrito en un Triángulo y, por lo tanto, antecedente directo de las webcam. Y para impresoras nada mejor que la de la Santa Mujer Verónica, a la que tanto queremos. Total, que, como Él dice: eso de los ordenadores es cosa del Demonio, por lo que no puedo consultar ninguna web, o sea, que estoy deswebado, con v doble, como Etelvina, pero a lo bruto.
Bueno, a lo que vamos. Estoy en el purgatorio. Al principio me mandaron al cielo. Yo protesté. Pero no hubo manera. Me dijeron que por culpa de esa manía del Creador de no incorporar I+D y la cosa de la globalización, pues hay un colapso en la administración de Justicia de aquí, que hasta San Pedro se puso en huelga. Total, que decidieron dar una amnistía y hacer obras en la eternidad, como las del Palas, para ampliar las Puertas celestiales, entre otras cosas porque había quejas de las Cámaras de Comercio, Industria y Navegación con lo de la dificultad de pasar un yate por el ojo de una aguja y eso. En fin, entre unas cosas y otras me pusieron la coronita y las alas y, hala, adentro.
Pero según que pasé, leí en un cartel que la contrata se la habían adjudicado a “Ortiz e Hijos y Espíritu Santo”. Se me escapó un “¡Hostias!”. Fui por ello gravemente reconvenido por San Mamés, que me sacó una tarjeta amarilla. Así que, preocupado y meditabundo, paré al primero que vi y le dije:
-Por favor, ¿puede decirme dónde está el estanco más próximo?, que es que en el kit de santo varón no venía tabaco.
Y me gané, en el acto, otra bronca, que resulta que en la Gloria no se fuma. Así que no pude por menos que exclamar:
-¡Vaya mierda de Gloria!
Se me arremolinaron entorno los profetas y las vírgenes, los confesores y los mártires y, a coro, me cantaron las cuarenta, advirtiéndome de que, de seguir así, me iba a ver privado de la Presencia de Dios. Aquello, qué queréis que os diga, me preocupó. No había yo advertido que estaba en la Presencia del Altísimo y empecé a preguntarme si mi esencia no estaba suficientemente limpia. Duda apropiada por demás, ya que, en las Puertas, un serafín me había hecho fregar con agua bendita las suelas de los zapatos, pues en ellas transportaba una plasta canina; mientras, iracundo y amenazándome con espada de fuego, proclamaba:
-¡A saber de qué ciudad vendrá este!
Así que paré a otro angélico ciudadano, que resultó ser Santo Tomás de Aquino, y le pregunté:
-Buen alma: ¿estoy gozando ya de la Presencia de Dios?
Nunca lo hubiera hecho. Me metió una Suma Teológica equivalente a 23 siglos, que es que en el Más Acá –o sea, en vuestro Más Allá-, la cosa del tiempo va muy trastocada y no hay manera de aclararse, que hace poco una delegación le pidió a la Santísima Trinidad que cambiara el sistema para poder tener memoria, y Ella le espetó:
-¡Por el forro: o me traéis mil millones de firmas o no hay tu tía, majaderos!
Y es que Dios, si se pone, tiene muy mala leche, las cosas como son.
A lo que iba, que me distraigo: el teólogo vino a decirme que siempre estaba en la Presencia Divina, pero que yo no lo vería a Él como Él me veía a mí si yo no hacía un esfuerzo de Fortaleza, Templanza y Voluntad invocando al conjunto de Virtudes Teologales y Cardinales…. Tras lo que pasó, durante 1600 años, a explicarme cómo se hacía eso. Ché, resumiendo: que uno ha de dejar la mente en blanco mientras bisbisea un mantra, una frase llena de connotaciones espirituales, que le aleje d elas cosas del mundo carnal, para ser absorbido por el Hálito eternal, y entonces se Le ve. Eso hice, que no creáis que fue cosa fácil sin un cigarrito; pero cuando había repetido “Per a Sant Joan bacores, Per a Sant Joan bacores, Per a Sant Joan bacores”, medio millón de veces, apareció.
Descendió de la famosa Nave de la Iglesia con la que acababa de ganar una cosa que se dice Ocean Volvo Racista y era una Presencia grande, muy grande, inmensa. (Acababa de descubrir que Dios era obeso). Llevaba un traje tieso, azul naturalmente marino, con una camisa rosa y una corbata púrpura asfixiándole su rotundo cuello, embutido en solapas rigidísimas; y un pañuelo de seda, a juego, le asomaba por el bolsillo de la chaqueta. Tenía el pelo corto y entrecano. Sudaba. De los bolsillos le salían ladrillos. Con voz pastosa me dijo:
-Bienvenido a la Ciudad de la Luz. Tenga usted cuidado: los negros, los moros y otros pobres son sumamente peligrosos. Si ha pensado en invertir le recomiendo que lo haga en aparcamientos subterráneos. Y haga como yo y no se meta en política. Me voy corriendo: siempre tengo que estar preparando mi Juicio Final. Agua para todos.
Dicho esto se me difuminó. Más tarde, Santa Teresa, que es santa a la que tengo mucho aprecio porque tuvo que escribir con los brazos incorruptos, me explicó que, más que difuminárseme Dios, unos querubines me habían dado de mamporros ante la sarta de maldiciones con que pagué al Señor Su magnificencia. Él, en Primera Persona, no se había enterado, porque se había ido de cuchipanda con Yavé, Zeus y Alá a un sitio de la contornada que se dice, apropiadamente, el “D’Angelo”, a ver si corrompían con unas dádivas a Buda y Confucio, que se la cogen con papel de biblia a la hora de repartirse los dineros de las indulgencias y las limosnas. Pero la Paloma de los Huevos, o sea, Él en Tercera Persona, dio las órdenes pertinentes y me pusieron a caer de un burro, que es lo que acostumbran a hacer con los descreídos desde que les fue bien con San Pablo. Así que me di un leñazo que me llevó de nuevo a blasfemar. Me quede como si se me hubiera roto mi alma de cántaro, así que me dirigí a los Santuarios de Primeros Auxilios, mas, habiéndose pasado Fátima y Lourdes a la privada, me pusieron en lista de espera unos siete millones de años. Y fue ahí, en la sala de espera, donde Santa Teresa, que había ido a lo de sus brazos, me entretuvo con la historia que os relato y unas deliciosas yemas de Ávila.
En eso salieron los Santos Cosme y Damián, a los que pregunté que qué pasaba con lo mío; me dijeron, a dúo:
-Si no te gusta hazle una perdida a Zaplana.
Y se descojonaron. No entiendo muy bien de qué, aunque va a ser que algunas cosas me han pasado desapercibidas.
En fin, que cuando me arreglaron me fui a dar una vuelta y me encontré súbito a Juan Pablo II y a San Josémaría y a Pinochet haciéndoles burla a los de la Teología de la Liberación; al Buen Ladrón camino de Rabassa a por unas mercedes; a San Juan de fiesta, que se le había subido la mistela a la cabeza; y a Santa Bárbara con un teleférico en un ojo. Me dije: “Son como niños”. Mas, como buen patriota, pregunté por San Nicolás, para presentarle mis respetos, pero el alado ujier me comunicó:
-Se ha ido de putas.
Y me explicó que, siendo como es San Nicolás, además de patrono de Alicante, patrono de las mujeres en peligro de descarriarse, andaba siempre por ahí a ver si evitaba más pecados.
-¿Y cómo le va? -pregunté.
Y me respondió:
-Pues mire usted: si como Patrono de Alicante ya ve lo que ha conseguido, no quiero ni contarle cómo funciona el puterío.
Así que me fui en busca de la Virgen del Remedio, la Patrona alicantina. No estaba: se había ido con Santa Pola de visita a la Virgen de la Asunción, a no sé qué de un Triángulo, me dijeron. Pero al rato apareció con el bastón de mando de Alcaldesa Perpetua, que qué sobresalto de idea.
-Ay, hijo -me espetó-, menuda tropa: he intentado vender el bastón creyendo que era de caoba y piedras buenas y me ha dicho Tomás Valcárcel que es de cartón-piedra.
-Bien puede ser, Madre -traté de consolarla.
-Y dime, en conversación mística: ¿cómo va mi amada ciudad?
Yo, que siempre he sido muy bien mandado, empecé a hablar.
Y luego me desperté aquí, en el Purgatorio, sin alas, sin corona y sin tabaco. Y en vez de túnica, con zaragüells, que es lo que peor llevo. Al parecer había escandalizado a la Patrona.

Ya sé que la progresía se ha empeñado en decir que el Purgatorio no existe, malinterpretando, como siempre, las fuentes teológicas. Y creyendo a un Papa, que es lo que siempre le pasa a la progresía, que confía mucho más en la derecha que en sus propias fuerzas. Pues sí: existimos, existimos más, por ejemplo, que Alicante, con lo que no quiero yo decir que Alicante sea una forma de Purgatorio, válgame el cielo.
La verdad es que aquí no se está mal. Es un poco más incómodo porque vivimos en pisos y no en urbanizaciones. Cierto es que hay gatos y una réplica del Monumento al Soldado de Reemplazo. También hace más calor, pero me han dicho que no es nada personal, sino cosa del cambio climático. Tampoco hay campos de golf, pero, a cambio, la gente es mucho más sensata. Yo he hecho pandilla con José María Py, el Negre Lloma, Gastón Castelló y Caruso. Les he enseñado el Himno de Terratrèmol y, como ya se sabían el de les Fogueres, animamos todos los festejos populares, siempre que nos inviten a una miqueta d’herbero y a unas palomas para brindar en honor de la Tercera Persona. También hay turistas, pues, últimamente, en el cielo se han empeñado en diversificar la oferta de ocio y nos traen, a que se apiaden de nosotros, a gentes pálidas, que visten sin rubor ni decencia, y cenan paellas recalentadas. Pero, insisto, aquí estoy mucho mejor que en las alturas, sobre todo desde que he conocido a Góngora y a Debussy.
Ahora bien, dicho lo dicho, he de reconocer que, de vez en cuando, ya lo habréis notado, siento algo de nostalgia por las cosas de Alicante. Lo he consultado a un psicólogo, porque aquí hay muchos psicólogos purgando sus manías. Me han dicho que es normal, que si quiero puedo bajar, pero que es peligroso, porque, en sentido técnico, sería un fantasma, y me podrían confundir con muchos pobladores de esa, vuestra venturosa tierra, y entonces padecería en mi mismidad espiritual y se me avivaría el complejo de Edipo, algo muy nocivo para los que, como yo, somos hijos únicos y huérfanos. Si además tenemos en cuenta que, dadas las circunstancias, dicho complejo me llevaría a desear matar a Dios para pasar a rondar a María Santísima, el asunto es mucho más complejo todavía; o sea, que tendría un complejo de complejo muy pernicioso.
Así que me he suscrito a varios periódicos locales, que, otra cosa no, pero tiempo tengo, con lo que puedo leer las columnas de opinión tranquilamente. El otro lustro, sin ir más lejos, estuve 400 años leyendo una cosita de Enrique Cerdán Tato en El País. También le he cogido afición a las tertulias de Manuel Avilés y Pedro Luis Nuño de la Rosa y Amores en la SER: lo malo es que me han dicho que esto me computa, penitencialmente hablando, y a ver si me van a reducir demasiado la punición.
Pero lo más importante es que con estas cosas me he enterado de asuntos deslumbrantes. No deja de ser el menor de ellos el hecho probado de que Mariano Sánchez trabaja en la Ciudad de la Luz, en la de ahí abajo, digo, que no en la del Alcalde, digo en la de Dios. Y también que a la Cara del Moro le estén practicando una cirugía facial, que cuando empezamos con esto del Terratrèmol conjeturamos cosas tales, y nos reímos la mar, porque nos creímos insuperables a la hora de imaginar.
Por lo demás creo que Blas Bernal hace deporte y que, sorprendentemente, el Hércules sigue en Segunda, que no ha descendido más, si es que se puede descender más, el Hércules, digo, no Blas, que eso ya lo sé. Creo, dicho sea de paso, que el PSPV anda de crisis interna, lo que me lleva a hondas reflexiones, porque como aquí el tiempo es tan raro, he viajado al origen de esa crisis, hace muchos años, y he podido comprobar que allí estaban los mismos que ahora, más o menos, lo que, francamente, es alentador, porque han devenido en intemporales y alegóricos, algo que en esta parte se valora infinitamente. Y me ha emocionado especialmente lo de Roque Moreno, que tú eres Roque y sobre esa piedra edificaré varias iglesias, que diría el panoli de la Segunda Persona: porque si bien el susodicho Roque no llega a ser isósceles, es angular, gran angular, me atrevería a decir, y ya tiene dos cargos públicos. También enfoco a menudo a ver si EU proclama de una vez la República, pero no hay manera, que no sé qué les pasa. De Julio de España tampoco tengo muchas noticias: ¿le han declarado ya Patrimonio de la Humanidad?
Lo que me parece más raro de todo es lo de la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas, insigne caterva de iluminados y abajofirmantes que ayudé a formar, que menuda tribu… Me he enterado que han montado un festejo que dura Quince días, o sea, el doble de la Semana Santa, lo que ha sentado muy mal en según que divinos ambientes. Eso va a ser cosa del pesado de Manolo Alcaraz, que es que, el pobre, como fue Delegado de Cultura de la Gestora de Hogueras, se quedó con estos tics. Y seguro que tiene por ahí mareados a Mario Serra, que debe estar a punto de jubilársele, y a Miguel Ángel Pérez Oca… Miguel Ángel, oye, que te mandan recuerdos Giordi Bruno y Nico Copérnico.
Y ahora sí, por fin, dichas estas cosas, he de ponerme serio. Porque, al fin, he llegado al meollo y causa de esta misiva: ¿a quién cojones se le ha ocurrido inventar un Premio con mi nombre y profesarme homenajes? Os lo permito por lo que os lo permito, que ya queda dicho que me han desaconsejado fervientemente asustar con mis espectrales poderes. Y hasta os lo perdono porque habéis elegido “Bellea del Distrito Adrián López” a la Cáceres, manda huevos. En fin, no solo os lo perdono por esta vez sino que hasta he de deciros que un poco de ilusión me hace. Bueno, bastante ilusión; pero porque sois vosotros, puñetas.
Que sepáis que en este mismo momento Caruso se ha puesto a cantar el Som fills del poble y Virgilio, que estaba por aquí de guía turístico, según acostumbra, se ha vuelto espantado a la mitología. Dicho lo cual, sólo me falta dirigir unas palabras a la galardonada: Ángeles, chica, tú hazte la despistada, y si se ponen muy fastidiosos, métete en la jaula con el tigre del vecino.
Voy a ir terminando, que mañana quiero madrugar para ir a ver el Dos de Mayo, aunque Abraham insiste mucho en que le enseñemos una corrida de toros. Que sepáis que me acuerdo mucho de vosotros y vosotras y de los buenos ratos pasados diciendo barbaridades, de lo que me alegro, porque ha resultado que los bárbaros son unos chicos majísimos. Y que, eso, que perseveréis en ser palizas hasta la extenuación: son méritos que se acumulan y que luego sirven bastante aquí para la promoción interna. Os lo digo yo que, tras haber visitado el cielo, he alcanzado la dichosa estancia en el Purgatorio. Y os lo digo porque el otro día me encontré con el Jefe, que esta vez iba disfrazado de Camps, que parecía una mojama con fiebre, y le pregunté por Alicante y me dijo que no acaba como Sodoma y Gomorra por algunos justos que la justifican. Y entonces me acordé de vosotros.
Para lo que gustéis mandar, aquí sigo, y por muchos años.
Vuestro afectísimo, Adrián López, purgante del Cuerpo de Telégrafos.

Postdata: podéis poner mi firma en el próximo manifiesto.